Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/02/12 00:00

Misterioso mamífero

En la selva de Borneo, en Indonesia, unos científicos descubrieron una especie totalmente nueva de carnívoro, a mitad de camino entre el gato y el zorro.

Por su larga cola y sus patas traseras extendidas, se cree que pasa buena parte de su tiempo en las ramas de los árboles. Sería el primer carnívoro descubierto en más de un siglo.

Con una cámara infrarroja, en lo que se conoce como una trampa fotográfica, un grupo de científicos de la organización ecologista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) captó la imagen de un extraño mamífero desconocido hasta ahora. Apenas más grande que un gato, de pelaje rojo oscuro, la cola larga y peluda y las piernas traseras levemente extendidas, se podría tratar de un descubrimiento excepcional: un mamífero carnívoro que durante siglos ha logrado evadir la vista humana. "Mostramos las fotos del animal a nativos que conocen la vida salvaje de la zona, pero nadie había visto antes esta criatura", afirma Stephan Wulffraat, biólogo de la WWF que coordina su búsqueda. Y es que, aunque todos los años se descubren miles de nuevas especies, el hallazgo de mamíferos es un evento bastante raro para la ciencia. Durante los últimos 70 años apenas se ha registrado un puñado, la mayoría en la década de los 90, cuando se descubrieron un rinoceronte, un conejo, tres clases de venados y un mono tití. Antes de ellos sólo se había hallado una extraña clase de buey en 1937. Lo que hace especialmente importante la aparición del 'nuevo' animal es que mientras aquellos son todos herbívoros, éste es un carnívoro. La pequeña criatura vive en el parque nacional Kayan Mentarang, en la isla de Borneo. No sólo se trata de la tercera isla en tamaño sobre la Tierra, donde se encuentran Indonesia, Malasia y Brunei. Es también uno de los ecosistemas más diversos y exóticos del mundo. Se estima que allí viven cerca de 15.000 especies de plantas, de las cuales 6.000 no se encuentran en ninguna otra parte del planeta. Así mismo, hay unas 160 especies nativas de peces, 20 de pájaros y 25 de mamíferos. Ya Charles Darwin, el padre de la evolución, había descrito su selva tropical como "un gran invernadero, salvaje, caótico y exuberante, hecho por la misma naturaleza." Aunque insólita, la aparición del curioso mamífero confirma una tendencia bien marcada de los últimos años en el mundo de la biología: el descubrimiento incesante de nuevos ejemplares del reino animal. Se calcula que anualmente son identificadas de 15.000 a 20.000 nuevas especies. Recientemente se hallaron 200 nuevas especies de bacterias en las tripas de los escarabajos, y cerca de 500 peces antes desconocidos fueron registrados en el censo de la vida marina, en los primeros tres años de esta década. Sólo en Borneo se han descubierto, desde 1994, 361 nuevas especies. La razón de esto es que el ser humano ha logrado acceder a rincones del planeta que en otros tiempos eran inalcanzables, como los respiraderos termales en el fondo del mar, las regiones más altas de la atmósfera, o el interior mismo de seres vivos como los insectos, donde residen cientos de microorganismos. Lo más sorprendente, sin embargo, es lo que está por venir. Según los últimos cálculos, existen aproximadamente 1,75 millones de especies reconocidas en la Tierra. Pero el Consejo para la Diversidad Global de las Naciones Unidas estima que la Tierra alberga cerca de 13,6 millones, es decir, que hay más organismos vivos no identificados que aquellos que se encuentran documentados y con los papeles en orden. La mala noticia es que se necesitarán varios cientos de años para completar el inventario de la vida. Claro, si antes el efecto invernadero no acaba con las selvas del planeta. La misma Borneo se encuentra hoy amenazada por un multimillonario proyecto para convertir sus bosques tropicales en un cultivo de palma de aceite, y los científicos pronostican que para 2020 estará deforestada en su mayor parte. Mientras tanto, los biólogos de la WWF han empezado acciones legales para detener dicho proyecto. Es la única manera, según dicen, para que animales como el misterioso mamífero no se extingan antes de salir del anonimato.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.