Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/2/1998 12:00:00 AM

NACE UNA ESTRELLA

Un fenómeno astronómico ocurrido hace pocos días podría brindar nuevas luces sobre la estructura del universo.

El mes pasado, durante cinco minutos, una poderosa explosión de energía que venía de una distancia lejana, más allá del sistema solar, se observó en el firmamento. La onda de rayos gamma y de rayos X _la radiación energética más poderosa que existe_ chocó contra la capa superior de la atmósfera y alcanzó a interferir en el desempeño de algunas aeronaves y de múltiples aparatos de telecomunicaciones. El evento, que parecería sacado del último guión de una película de ciencia ficción de Hollywood, es en realidad uno de los sucesos astronómicos más importantes ocurridos en muchos años y capturó la atención de los científicos en todo el mundo. Y no era para menos. El espectáculo merecía todo su interés por tratarse de uno de esos pocos momentos en que los científicos pueden confirmar o cambiar sus teorías sobre el universo. La onda que llegó a la atmósfera terrestre es el reflejo de una explosión que sucedió en la superficie de una estrella localizada a 20.000 años luz de la vía láctea. Pero lo más interesante es que no se trata de una estrella común y corriente sino de una magnetar, una estrella de mucha más masa y densidad que nuestro Sol. Hasta el momento estos astros estaban confinados al terreno De lo teórico pero la explosión ofreció por primera vez a los científicos evidencia suficiente para confirmar su existencia. Para dar una idea de la magnitud del evento los científicos dijeron que si el poder de una explosión como la registrada pudiera recolectarse alcanzaría para dar energía a la civilización humana durante billones de años. O, para ponerlo en otros términos, la energía que emitió la estrella en apenas cinco minutos es equivalente a la que el Sol irradiará en los próximos 300 años. El campo magnético de una estrella de este tipo es millones de veces más fuerte que cualquiera en la Tierra y 100 veces más poderoso que otros previamente conocidos en el universo. Según los expertos, un campo magnético de tal magnitud podría, desde una distancia como la que hay de la Tierra a la Luna, borrar las cintas magnéticas de las tarjetas de crédito en la billetera de cualquier 'terrícola' o sacarle las llaves de la cartera. "Ahora sabemos que el medio ambiente de la Tierra se afecta no solo por nuestro Sol sino por la energía que se origina en partes distantes del universo", dijo Umran Inan, de la Universidad de Stanford, en Palo Alto, California. Aunque a primera vista explosiones como la presentada el mes pasado no son perjudiciales para el hombre todavía no se sabe muy bien si tienen o no alguna influencia sobre su comportamiento. Lo que sí está claro es que el descubrimiento de la magnetar les ofrecerá a los científicos _en especial a los astrofísicos_ muchas más luces sobre algunos de los misterios que permanecen sin resolver en relación con la estructura del universo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.