Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/27/2012 12:00:00 AM

"Nada, incluyendo el amor, es para siempre"

Un nuevo libro identifica los problemas típicos de las parejas. Cuando se trata de celos, infidelidad y rupturas, no somos tan distintos.

Cada relación sentimental es un mundo aparte, pero es común que en ellas se compartan los mismos problemas. Entenderlos, saber afrontarlos y superarlos es la clave. Eso es lo que pretenden constatar Marta Rivera de la Cruz, escritora y comentarista televisiva española, y Carmen Loureiro, psicóloga y especialista en inteligencia emocional, en un libro que acaban de publicar titulado: Maldito Amor, guía para entender tu corazón.

El libro relata casos sencillos de problemas compartidos por el común de las parejas que posteriormente son analizados desde una perspectiva psicológica. Según las autoras, “las cosas que pasan no son tan raras, ni tan originales. Hay problemas que se repiten. Todos podemos sentirnos identificados”.

“Explicarnos por qué ha terminado una relación es determinante para tener mejores amoríos en el futuro”, afirma la psicóloga Carmen Loureiro al periódico El Confidencial de España. Señala que uno de los principales problemas es no aprender las lecciones de las rupturas y ni fijarse en el proceso que tuvo la relación.

Creer que las relaciones son algo imprevisibles y que dependen del azar tampoco es cierto, dicen. Normalmente los miembros de la pareja son co-responsables de los problemas. En el primer relato del libro se analizan los celos, uno de los problemas más universales. Y en se explica, por ejemplo, cómo en la mayoría de casos se le presta atención a la persona celosa y se deja de lado a quien acepta el control y la intromisión.

Y en pocas palabras, la lección que se extrae del caso es que “si dejamos que nuestra pareja sea celosa estamos abriendo la puerta para que dinamite la relación”. A lo que Loureiro añade: “No se debe ceder en exceso, desvelando la intimidad. La persona puede amar, pero debe preservar su intimidad y sus derechos. No hacemos nada intentando calmar los celos del otro dándole control sobre nuestra vida. No podemos ponérselo fácil a la persona celosa”.

Otra de las lecciones del libro recuerda el hecho de que "nada, incluyendo al amor, es para siempre". Pensar que la relación actual será la última o que nunca llegará nadie tan especial como la pareja actual es otro de los errores comunes que hunden a las parejas en la dependencia y los fuerzan a seguir juntos sin estar en buenas condiciones. Este mecanismo no es más que una manifestación de inseguridad que genera ataduras innecesarias.

Loureiro también toca el tema de las infidelidades y reconoce que “es absolutamente normal que en algún momento se sienta atracción hacia otra persona. Es algo con lo que hay que contar. Otra cosa es lo que se haga a partir de ahí”. Con lo que se debe tener cuidado es con la reacción a esta situación. Lo importante, insisten las autoras “es establecer las líneas rojas, aquello que no estamos dispuestos a aguantar”.

Como en muchos otros casos lo esencial en estos casos es establecer reglas claras desde un principio y definir las consecuencias que traerá romperlas. Saber dominar las inseguridades y no permitir que la imaginación le gane a la razón puede ser otra clave para evitar los problemas típicos que acechan en las relaciones de todos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.