Lunes, 1 de septiembre de 2014

Si se cuenta con medios económicos para comprar más, es bueno pensar en los demás, en los que no tienen esa posibilidad. También es importante tener en cuenta que es un tiempo para desprenderse de lo que no se usa. Foto: Archivo Semana

| 2012/12/24 00:00

“Navidad es compartir y no gastar y gastar”

Andrés Mauricio Cano, investigador del Instituto de la Familia de La Sabana, habla sobre las tradiciones navideñas y el espíritu consumista que ha desdibujado el verdadero significado de esta época.

Semana.com: ¿Por qué rescatar las tradiciones navideñas?

Andrés Mauricio Cano: Si se habla de tradiciones culturalescomo la cena, son una oportunidad para unirse más como familia, parareencontrarse y pensar en los demás. Si se trata de tradiciones religiosas comola novena de aguinaldos, la elaboración del pesebre o hacer algo por laspersonas necesitadas, son una oportunidad para explicarles a los niños y a losadultos el verdadero significado del pesebre y qué es lo que espera Dios en untiempo como este. En general, es una buena oportunidad para dar, no solo cosasmateriales sino también espirituales (acompañar, perdonar, regalar tiempo,educar...).

Semana.com: Para algunas personas la Navidad es sinónimo denostalgia e incluso hay quienes detestan que llegue esta época. ¿Qué mensajeles daría?

A.M.C: Los que se entristecen es porque les falta entenderrealmente el verdadero significado espiritual de esta época y por ende, elsignificado del amor, que se goza más en dar que en recibir. El mensaje seríaque se den una oportunidad para abandonar resentimientos o recuerdos que novalen la pena y que disfruten estos días rodeados de sus amigos y familiares.

Semana.com: Se dice que esta es una época de reconciliacióny paz. ¿Qué tan fácil es perdonar en Navidad?

A.M.C: Perdonar no es fácil. Lo primero para poder perdonares entender que somos humanos y podemos equivocarnos, pero igualmente tenemosla capacidad de mejorar, es decir, se debe perdonar a la persona, pero teniendoen cuenta que lo que hizo tiene sus consecuencias.

Semana.com: LaNavidad también es tiempo de gastos y de regalos. ¿Cómo identificar loslímites a la hora de comprar?

A.M.C: El límite debería ser el de la necesidad: solo sedebería comprar lo que se necesita. Si se cuenta con medios económicos paracomprar más, es bueno pensar en los demás, en los que no tienen esaposibilidad. También es importante tener en cuenta que es un tiempo para desprendersede lo que no se usa, por ejemplo, si se va a comprar un par de zapatos, sepodría evaluar la posibilidad de deshacerse (regalarlos si están en buenestado) de unos que ya se tengan.

Semana.com: ¿Hay que darles a los hijos todos los regalos quepiden?

A.M.C: Lo ideal es que el criterio sea el de la necesidad.Si están pidiendo muchas cosas, se les puede negociar: vende aquello y yo tecompleto para que te compres eso que quieres. En la medida en que giremos másalrededor de los regalos y las cosas materiales, va a ser más difícil lograresto, por eso es recomendable resaltar en la Navidad acciones bondadosas yllevarles cuenta de las que vayan haciendo los hijos... y no pagar dichasacciones con regalos materiales.

Semana.com: ¿Es conveniente alimentar la ilusión de lallegada del Niño Dios o de Papá Noel?

A.M.C: Hay que fomentar la ilusión de la venida del Niño Dios, quees la tradición colombiana, aunque también se podría explicar bien la figura deSan Nicolás de Bari (Papá Noel). Así no habrá problema y ellos lo van aentender cuando se den cuenta de que no bajan físicamente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×