Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/7/2003 12:00:00 AM

Ni tan malos hábitos

Diez cosas condenadas por ser malas para la salud y la sociedad están recuperando su valor. Ahora son indispensables para vivir.

Segun los parametros de la medicina para estar saludables hoy hay que decirles adiós a muchos placeres de la vida: tomarse más de tres ginebras con tónica, comer ponqué de chocolate con helado, disfrutar de una taza de café con un cigarrillo, comerse un chicharrón con chorizo o un buen trozo de tocineta con los huevos al desayuno. Este conocimiento sobre las cosas que podrían enfermar ha generado un tipo de personas que se conocen como los worriedwell (preocupados sanos), quienes vetan de sus dietas muchos manjares por miedo a dañar su salud. Cuando se enferman se culpan y piensan que fue por la taza de café que se tomaron o por la hamburguesa que les ofrecieron y han debido declinar.

Pero todo parece indicar que esa mentalidad está cambiando gracias a nuevos estudios, en los cuales se resuelve que los malos hábitos en realidad son buenos para la salud si se asumen en forma moderada. En menos de dos años cuatro malos del paseo, como la cafeína, las grasas, el alcohol y el sol, han mejorado su imagen pues se ha demostrado que en pequeñas cantidades son indispensables para tener una vida saludable. Lo mismo ha sucedido con ciertas actitudes relacionadas con el comportamiento y la salud mental.

Se trata de darles a los alimentos su justa medida y no clasificarlos entre buenos y malos, no irse a ninguno de los extremos y de disfrutar más, vivir más a gusto y más con placeres. De otra forma pasa lo que decía George Bernard Shaw: "Si no fuma y no toma morirá en forma saludable".

I. Tacañeria
Es cierto, pocas cosas son tan detestables como toparse con un tacaño, en particular aquellos que mueren en un cambuche rodeados de pulgas y ratas y con una muy jugosa cuenta bancaria. Sin embargo la sociedad de consumo tiende a catalogar de tacaños a aquellos que asumen modelos de conducta austeros. "Es increíble que con semejante sueldazo ande en bicicleta" o "es tan tacaño que utiliza varias veces los tenedores desechables y recoge en baldes el agua que queda chorreando de la ducha". Uno de los grandes males que aqueja al planeta es el excesivo consumo de energía por habitante (representada no sólo en luz eléctrica sino en la energía que se debe consumir para elaborar desde un plato de lentejas hasta un automóvil) y, por ese motivo, quienes ahorran consumiendo sólo lo necesario, mediante el reciclaje y el uso razonable de agua y combustibles, están poniendo un grano de arena en la difícil tarea de mantener la sostenibilidad del planeta.

II. Estres
Símbolo de estatus para los yuppies y motivo de horror para quienes se sienten víctimas del frenesí de los tiempos modernos, los siquiatras ya no ven al estrés como algo bueno o malo per se sino como una herramienta que, utilizada de manera adecuada, es de gran ayuda para el hombre. Fue indispensable para la supervivencia del hombre primitivo en un mundo muy hostil y adverso. En los tiempos modernos resulta tan dañino el exceso de estrés de un trabajador compulsivo como el de un desempleado que no encuentra la manera de conseguirle de comer a su familia, así como la falta de estrés de quienes, a pesar de tener salarios asegurados, llevan una vida sin ningún tipo de motivación. Encontrar el equilibrio no es tarea fácil, y menos en tiempos de crisis e incertidumbre. Una posible manera de alcanzarlo es no olvidar que los pequeños detalles que atan a las personas con sus familias, compañeros de trabajo y amigos son tan importantes como cumplir logros y metas.

III. Alcohol
El exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Eso nadie lo pone en duda. Pero una dosis moderada no sólo ayuda a alegrar una velada sino también las condiciones de salud de quienes lo consumen. No hay reglas fijas. Para mayores de 65 años se habla de un trago al día y dos para los menores de esta edad. Tampoco es una medida recomendable para aquellos que tienen familiares que han padecido el alcoholismo. Se ha dicho en bastantes oportunidades que las dosis moderadas de alcohol ayudan al sistema circulatorio. Pero sus beneficios van más allá. De acuerdo con el doctor John Barefoot, de la Universidad de Duke, el alcohol reduce los riesgos de derrames y cálculos, así como de diabetes. Sin embargo Barefoot advierte que estos resultados se han obtenido en bebedores moderados -en especial de vino-, quienes suelen tener dietas muy saludables (más frutas y verduras que carnes rojas) y estos resultados pueden reflejar, ante todo, las bondades de un estilo de vida más que del hecho en sí de tomar un par de copas de vino al día. En lo que sí están de acuerdo todos los expertos es que ingerir alcohol sin moderación y de manera recurrente provoca toda clase de enfermedades.

IV. Amistades intimas
Por lo general es muy mal visto que las personas mantengan amistades especiales por fuera de la pareja. Sin embargo entre los sicólogos existen voces que consideran que llevar a extremos estos patrones culturales puede desencadenar grandes frustraciones en las personas. "Eso de intimar con un solo hombre o una sola mujer y convivir en monogamia durante una vida de 70 años es una inútil privación. Frenar el interés de intercambio sexual amistoso en aras de privilegiar un modelo cultural es perverso, por decir lo menos", señala la sicóloga María Ladi Londoño Echeverry. Para ella, en un mundo poblado por 6.000 millones de personas, "debe existir un número considerable de seres entre quienes existan afinidades o interesantes desacuerdos, cuyo encuentro le aportaría a cada existencia interés, riqueza, variación". La autora señala que, en muchos casos, el sometimiento en extremo a este modelo lleva a que, en el mejor de los casos, las parejas conviertan su apasionado amor de los primeros tiempos en una amistad o en una relación en la que priman la indiferencia y el hastío. "Se pasa por alto que lo que se era, esperaba y deseaba en la niñez es diferente en la juventud, la edad madura y la vejez. Tal realidad lleva a que muchas parejas a través de los años se desconozcan cada vez más y no lo reconozcan".

V. El sol
Desde hace mucho tiempo los dermatólogos están hablando de los peligros del sol. El gran temor es que las largas exposiciones al astro generen a largo plazo cáncer de piel, uno de los más agresivos y difíciles de tratar. Por eso el número de personas heliofóbicas ha aumentado considerablemente en los últimos años y se les conoce porque no salen de sus casas sin haber tomado antes todo tipo de precauciones: cremas protectoras, gorras, gafas oscuras, parasoles y un largo etcétera. Pero Michael Holick, profesor de dermatología de la Universidad de Boston, afirmó que la falta de sol también es nefasta para la salud. Sus investigaciones revelaron que el sol previene múltiples enfermedades, entre ellas la osteoporosis, la hipertensión, la diabetes, la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide y la depresión. El sol también previene contra cáncer de seno, colon y próstata. Esto se debe a que la piel produce la vitamina D sólo cuando está expuesta a los rayos del sol, y esta vitamina es vital para muchos procesos en el organismo. De acuerdo con su color de piel y su localización geográfica las personas necesitan diferentes cantidades de exposición solar para obtener sus beneficios medicinales.

VI. Marihuana
El uso de la marihuana está prohibido en muchos países del mundo por el riesgo a su adicción y por los problemas de salud que puede causar. Pero cada vez hay más estudios que muestran que la marihuana, en forma limitada, es efectiva para reducir el dolor, la ansiedad, estimular el apetito y quitar la sensación de náusea y vómito. Por eso es de gran ayuda en pacientes que toman medicamentos fuertes, como los que tienen VIH y cáncer y otras enfermedades terminales.

VII. Cafe
Que es adictivo, que puede subir la tensión arterial y que desvela son características por las que el café se ha ganado el título de mal hábito. Esa pésima fama se ha podido cambiar gracias a recientes estudios, en los que se confirma que en forma moderada la cafeína es beneficiosa para la salud. Dos o tres tazas al día al parecer mejoran sustancialmente el desempeño de los atletas. También se ha demostrado que, si se toman en conjunto, incrementan en 40 por ciento el poder de la aspirina y otros fármacos para el dolor. Es posible que ese mismo efecto lo logre sola. Un estudio indicó que 65 miligramos de cafeína alivian el dolor de cabeza tanto como 648 miligramos de acetaminofén. Otra ventaja de este vicio es que previene la formación de cálculos renales y reduce el riesgo de cáncer de colon. Un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association encontró, además, una baja incidencia del mal de Parkinson entre los consumidores de café. Stephen Braun, autor de Buzz, un libro sobre cafeína y alcohol, dice que es magnífica para acelerar el tiempo de reacción de los procesos cerebrales.

VIII. Grasas
Se ha hablado tanto del peligro del colesterol que muchos han llegado al extremo de abolir por completo de sus dietas todo lo que tenga que ver con las grasas. Pero no todas son malas. Algunas, por el contrario, tienen un efecto protector. La lipoproteína de alta densidad (HDL), por ejemplo, recoge el colesterol que no utilizó la célula y lo lleva de nuevo al hígado para su almacenamiento o expulsión a través de la bilis. Por eso se le conoce como colesterol bueno. Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) son las encargadas de transportar nuevo colesterol desde el hígado a todas la células del organismo y se consideran malas cuando quedan circulando y se pegan a las paredes de las arterias. La clave, según los expertos, es limitar la cantidad de grasas saturadas de los productos lácteos, carnes, galletas y golosinas. En cambio hay que consumir más de las grasas no saturadas, como las que se encuentran en el aceite de oliva y las nueces.

IX. Ejercicio
Las personas que no sudaban la gota gorda al hacer ejercicio eran consideradas perezosas y sedentarias. Recientemente los estudios han encontrado que si la meta es tener buena salud no es necesario hacer tres horas de aeróbicos ni participar en triatlones todos los días. Con solo 20 minutos de caminatas se puede lograr el objetivo de proteger la función cardiovascular. El ejercicio extremo, por el contrario, es causa frecuente de problemas. En Estados Unidos se calcula que un millón de personas entre 35 y 54 años tuvieron heridas como fracturas, desgarramiento muscular y huesos rotos causadas por exceso de ejercicio. Caminar, subir y bajar escaleras y hacer diligencias a pie puede traer los mismos beneficios para la salud que varias horas en el gimnasio.

X. Videojuegos
Una escena aterradora para cualquier padre es ver a su hijo sentado horas y horas frente a una pantalla con sus juegos de video. Pero estos programas no son tan malos como parecen. James Paul Gee, profesor de lectura de la Universidad de Wisconsin, opina que los videojuegos les enseñan a los niños a pensar y resolver problemas. Además, involucran el concepto de excelencia pues deben ser expertos en un nivel para pasar al siguiente. Un estudio de la Universidad de Bristol, Gran Bretaña, confirma lo anterior al mostrar que los niños que juegan con estos programas aprenden a pensar estratégicamente y planear. Además de incrementar la coordinación de ojos y manos los videojuegos parecen aumentar la rapidez de las conexiones neuronales. Los expertos, por lo tanto, los recomiendan siempre y cuando el niño los use en forma racional y no reemplace su vida real por la virtual.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?