Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/27/1996 12:00:00 AM

NICOTINA EN SPRAY

LO ULTIMO PARA DEJAR DE FUMAR ES ASPIRAR LA DOSIS DE NICOTINA DE UN FRACASO Y NO DE UN CIGARRILLO.

Los fumadores con ganas de dejar el vicio tendrán un producto más a disposición para lograr este objetivo. Se trata de un spray que les da la dosis de nicotina que el cuerpo necesita para aliviar la ansiedad de fumar. El producto, que se llama Nicotrol, saldrá al mercado en Estados Unidos en agosto de este año y sólo podrá ser vendido mediante una prescripción médica a adultos que quieran dejar de fumar. Nicotrol aparentemente tiene una ventaja frente al parche y al chicle de nicotina. Al parecer la nicotina inhalada logra llegar a la sangre más rápido que la que viene en el parche y en la goma de mascar, ofreciendo por lo tanto inmediato alivio a las ansias de fumar. Además, los estudios preliminares de la droga indican que es bastante efectivo. En una muestra con 730 pacientes los especialistas encontraron que un 25 por ciento de las personas a quienes se les dio el spray dejaron de fumar durante un año, comparado con 13 por ciento que trataron de dejar el hábito sin ningún tipo de ayuda.Cada atomizada de este producto le da a la persona un miligramo de nicotina. Aunque esa cantidad puede parecer excesiva debido a que un fumador ingiere menos de la décima parte de esa dosis en un cigarrillo, los fabricantes de la sustancia argumentaron que el cerebro absorbe mucha menos nicotina de un spray que de una fumada. Mientras la nicotina de éste va directo al corazón del consumidor, la del spray primero llega a la sangre y luego circula por el cuerpo, antes de ir al corazón. "Esa es la misma razón por la cual aspirar cocaína es menos potente que fumarla", explicó el doctor Hurt, director del Departamento de Dependencia de Nicotina de la Clínica Mayo, en Rochester, Estados Unidos.La administración de drogas y alimentos advirtió, sin embargo, que existía un riesgo de que el usuario de la sustancia se volviera adicto a ella, por lo cual recomendó que era mejor usarla sólo por tres meses y nunca por más de seis. A pesar de lo anterior, los estudios de los fabricantes muestran que ninguna de las personas que usó el producto continuó haciéndolo después de un año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.