Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/9/1996 12:00:00 AM

NO ESTAMOS SOLOS

La posibilidad de vida en Marte revive la fascinación por los extraterrestres.

Hasta el miercoles pasado la imagen del presidente de Estados Unidos hablando sobre vida en Marte era algo reservado a las películas de ciencia ficción. Por eso, cuando millones de televidentes del mundo vieron enlos noticieros a Bill Clinton anunciando los resultados de las investigaciones de la Nasa no pudieron evitar sentirse como protagonistas de la película Día de Independencia, la última versión cinematográfica de la obsesión por los marcianos. Por primera vez los habitantes del planeta se sintieron como simples terrícolas. Aunque miles de personas en el mundo aseguran haber visto ovnis, centenares de ellos confiesan haber tenido contacto con extraterrestres y decenas van por el mundo divulgando la experiencia de sus encuentros con seres de otros planetas, hasta ahora la ufología había sido un tema reservado a un reducido círculo de afiebrados. La misma Nasa, aunque ha hecho algunas declaraciones al respecto, siempre había mantenido una actitud general de prudencia. Y aparte de los guionistas de ciencia ficción, nadie había imaginado a un presidente de Estados Unidos hablando de vida marciana. En ese instante los escépticos quedaron relegados a la condición de incrédulos y quienes habían sido tildados de excéntricos obtuvieron patente de cuerdos.Pocas horas después las emisoras entrevistaban a todos aquellos que tienen algo que decir sobre ovnis o vida extraterrestre. Y como en una escena de la película Día de Independencia, quienes nunca antes habían sido escuchados repetían alborozados: "yo lo dije, yo lo dije". Entre los más felices estaban dos colombianos, organizadores del I Congreso y Encuentro Mundial de Contactados e Investigadores del Fenómeno Ovni que se realizará en Bogotá este mes (ver recuadro), quienes obtuvieron una excelente publicidad para el evento. El revuelo ocasionado por la supuesta vida marciana se inició con las declaraciones de los investigadores de la Nasa acerca de que pudo haber vida en Marte hace 3.600 millones de años. "El descubrimiento de siquiera una sola célula de vida extraterrestre cambiaría, para siempre, lo que somos y lo que pensamos de nosotros mismos", afirmó el alto funcionario de la Nasa, Daniel Goldin. Acto seguido, el presidente Clinton puso el énfasis en el hallazgo al proclamar ante el mundo su voluntad de seguir esta pista para confirmar la existencia de vida en Marte. Pero luego del anuncio presidencial, acerca de la puesta en marcha del programa de exploración del planeta rojo y la convocatoria a una cumbre espacial, vinieron las declaraciones de los escépticos.La existencia de "químicos orgánicos" no equivale a "evidencia de vida", señaló Carl Sagan, una de las máximas autoridades estadounidenses en la investigación de vida extraterrestre. El científico admitió que la nueva evidencia de vida en Marte era "la más evocadora y provocativa" de vida en otros planetas. "Si se verifican los resultados, este será un momento crucial en la historia humana, que sugiere que existe vida no sólo en dos planetas de un sistema solar insignificante sino en todo este magno universo". No obstante, para él y otros expertos, la conclusión es "prematura y probablemente equivocada" y advirtieron que no ha debido ser anunciada públicamente.

Hombrecitos verdes
El mundo ha esperado durante décadas ver aparecer objetos voladores tripulados por pequeños hombrecitos verdes; sin embargo la evidencia de vida en un planeta distinto a la Tierra no tiene nada que ver con los marcianos imaginados. Más que seres extraterrestres se han hallado microbios extraterrestres. Y el hito científico del nuevo descubrimiento radica en dar pistas sobre el misterio de cómo empezó la vida terrestre. "La probabilidad de que la vida pudiera haber iniciado en Marte se ha incrementado enormemente", afirmó Michael Carr, el científico que dirigió los análisis de la sonda que viajó a Marte hace dos décadas.En 1976 dos naves espaciales llegaron hasta la superficie de Marte. Las fotografías de las cámaras orbitales mostraron cráteres gigantes, volcanes extintos y un cañón con dimensiones tan grandes como Estados Unidos que sugería que el agua corrió alguna vez por su superficie. Las muestras del suelo marciano fueron examinadas exhaustivamente pero no mostraron signos contundentes de vida. Sin embargo los biólogos empezaron a especular sobre la existencia de microbios que viven en temperaturas extremas.

Exploración a Marte
La evidencia de vida primitiva en el planeta rojo no sólo ha estimulado la imaginación del mundo sino también los planes de la Nasa. Antes de terminar este año se iniciará otra ronda de exploración con una nueva generación de ve-hículos orbitales que tratará de descubrir vestigios de vida bajo su superficie. "Esto puede darnos una ventana para mirar hacia los primeros miles de millones de años de nuestro sistema solar y el origen de la vida, tanto en la Tierra como en Marte", afirmó Michael Meyer, jefe del programa de la Nasa. "Tenemos una flotilla de naves para enviar a Marte y los otros planetas de nuestro sistema solar", agregó Daniel Goldin al referirse al programa, que tiene un valor calculado de 300 millones de dólares.La primera nave robótica, el Pathfinder, partirá a fines de este año y se espera llegue al planeta rojo el 4 de julio de 1997. Ese vehículo será seguido por el llamado 'Agrimensor Global de Marte', un satélite cartográfico que comenzará a orbitar el planeta en marzo de 1998 y durante dos años transmitirá imágenes de la topografía del planeta. "En la próxima década, nuestro objetivo es estar en capacidad de detectar directamente planetas del tamaño de la Tierra que están a 50 o 100 años luz... y también estar en capacidad de escudriñar su ambiente en forma remota", dijo Goldin. Sin embargo advirtió que este descubrimiento no debería alentar el lanzamiento de naves tripuladas antes de que se concluya totalmente la investigación. "Pongámonos en una posición que permita que sea la ciencia la que decida qué debemos hacer", dijo.


Alerta terrícola
Independientemente del programa científico de exploración espacial, los terrícolas han vivido deslumbrados por la idea de una civilización marciana. "Hay más cosas en el Cielo y la Tierra, Horacio, de las que sueñas en tu filosofía", escribió Shakespeare en Hamlet. Y es precisamente el planeta rojo el que más ha fascinado a la humanidad desde los primeros astrónomos mesopotámicos. Como dice el catedrático Richard Erlich: "Representa nuestra gran esperanza en que no estamos solos y nuestro peor temor a que, cuando finalmente conozcamos a nuestros vecinos, ellos nos vayan a destruir". Es por culpa de esta escalofriante probabilidad que no han sido pocos los que han hablado en términos casi apocalípticos de los marcianos, descritos por los escritores de ciencia ficción como seres verdes y quienes han sido los representantes de la vida imaginaria en otros planetas y los protagonistas de fenómenos extraterrestres inexplicables, desde luces brillantes o platillos voladores que aparecen en el desierto, hasta extrañas desapariciones de personas. Una encuesta realizada por la revista Newsweek demuestra que la mitad de los estadounidenses cree que los ovnis existen y uno de cada cuatro que ya se ha establecido contacto con seres del espacio exterior. Ha sido tal la obsesión del mundo por los extraterrestres que hace unos meses en Estados Unidos se inauguró una pista de aterrizaje llamada Autopista Extraterrestre por la cantidad de ovnis que han aparecido en la zona. Incluso hay quienes aseguran haber visto a Elvis Presley en el planeta Urano.Con base en esta vieja obsesión, en 1938, Orson Welles desató el pánico colectivo en Estados Unidos al transmitir por radio la Guerra de los Mundos, que simulaba una invasión marciana (ver recuadro). Para las nuevas generaciones, sin embargo, los extraterrestres son seres adorables gracias a Steven Spielberg, quien en una de las películas más taquilleras de todos los tiempos, E.T, creó a un visitante de otro planeta que se ganó el corazón de niños y adultos a pesar de su escalofriante apariencia. La última versión del cine sobre extraterrestres no es sin embargo tan tierna. La recién estrenada película, Día de Independencia -que a pesar de la mala crítica ha tenido una taquilla astronómica- muestra a los más perversos seres del espacio sideral y cómo el mundo, liderado por el presidente de Estados Unidos, defiende valerosamente la Tierra de los invasores intergalácticos. Esta fantasía, que cuenta con la más alta tecnología en materia de efectos especiales, ya ha sido capitalizada en la campaña electoral estadounidense. Bob Dole, el virtual candidato republicano a la Casa Blanca, elogió esta película diciendo que es el tipo de cine que Hollywood debe realizar. Y el presidente Bill Clinton, teniendo en cuenta la fascinación popular con el tema, fue más lejos al anunciar: "Estoy decidido a que el programa espacial de Estados Unidos ponga toda su fuerza intelectual y avances tecnológicos tras la búsqueda de mayores pruebas de vida en Marte".Pero no todos han decidido arriesgarse. Después del anuncio de la Nasa, el corredor de apuestas británico William Hill puso por el suelo la posibilidad de existencia de vida en otros planetas. Dijo que ahora ofrecería 25 a uno en contra de que la Nasa confirme la existencia de vida inteligente dentro del próximo año, en comparación a la apuesta anterior que era de 500 a uno. Los realizadores de cine y televisión en cambio sí le han apostado a la renovada obsesión por los extraterrestres. No sólo se están produciendo los nuevos capítulos de la famosa serie de ciencia ficción Expediente X sino que se ha anunciado que se avecinan 10 nuevas películas sobre el tema, entre las cuales se cuentan Contacto, del director Bob Zemeckis, y Marte ataca, de Tim Burton.
¿Los humanos vienen de Marte?
Además de alimentar la imaginación de los guionistas de ciencia ficción, el anuncio del descubrimiento de restos fósiles de vida primitiva en un pedazo de roca proveniente de Marte también ha alentado las conjeturas de que la vida en la Tierra llegó del espacio. Desde la década de los 70 destacados científicos han provocado más de una controversia al apoyar esta teoría y han trabajado en la búsqueda de respaldo para su tesis. "Dentro de las rocas, las bacterias se mantienen viables como esporas durante millones de años", dijo Paul Davies, profesor de la Universidad de Adelaide en una conferencia en Londres. "Es posible que Marte haya sembrado la vida en la Tierra o que la Tierra lo haya hecho en Marte".
Los estudios han demostrado que hace 3.000 ó 4.000 millones de años, cuando no había vida en la Tierra, Marte no era el planeta frío y estéril que es ahora. Según el científico británico sir Fred Hoyle, matemático y profesor de la Universidad de Cardiff, Marte era más cálido, tenía agua en la superficie y algo parecido a una atmósfera. Y, aunque como la mayoría de los científicos espera que las revelaciones de la Nasa puedan verificarse, advierte que mantiene sus reservas. "Si se considera que la Nasa está ávida de conseguir fondos del Congreso, uno tiene que ser muy suspicaz".

EL METEORITO MARCIANO
EL DESCUBRIMIENto de vida en Marte ha sido posible gracias al análisis de un meteorito que supuestamente procede de Marte porque su composición química es semejante a la de muestras recogidas en la superficie de ese planeta por la misión Vikingos de Estados Unidos.
La piedra marciana, que pesa dos kilos y tiene la forma de un tomate, fue descubierta en 1984 en la Antártida. Se cree que cayó a la Tierra procedente de Marte hace 13.000 años. Luego de dos años de análisis, los científicos de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio =Nasa=, en coordinación con investigadores de la Universidad de Stanford, han señalado que se trata de roca fundida formada hace unos 4.500 millones de años.
Las pruebas indican que en ese planeta han podido existir moléculas orgánicas y compuestos de carbono que son básicos para la existencia de materia viva. Según los científicos, en los organismos fosilizados de la piedra pueden haber estado involucrados organismos vivos. Los resultados serán publicados en el próximo número de la revista especializada Science.

EN BOGOTA: PROXIMO ENCUENTRO CERCANO
DESDE HACE un año los colombianos William Chávez y Myriam Arce, miembros del grupo Contacto Ovnis, sabían que en agosto el tema iba a estar en voga. Según ellos, esta información les fue suministrada telepáticamente por seres extraterrestres con los que se comunican desde hace varios años. Y al parecer la comunicación fue precisa. No sólo por el estreno de la película Independence Day sino por el anuncio que el pasado miércoles hicieron los científicos de la Nasa.
Colombia no se queda atrás en esta onda cósmica. A partir del martes 22 de agosto más de 5.000 personas se concentrarán en Bogotá para hablar de ovnis. Se trata del Primer Congreso Internacional que se hace sobre este tema en el país, que cuenta con la participación de 13 expertos de diferentes nacionales que han tenido encuentros con seres de otros planetas. El objetivo es compartir las experiencias de los colombianos contactados por los extraterrestres y analizar su veracidad. "Se calcula que más de 600 personas en Colombia han tenido contactos del tercero y cuarto tipos, es decir que ven una nave de la cual descienden seres", dice Chávez, quien admite que "hay tanto de verdad como de fantasía. Se ha exagerado pero también se ha ocultado mucha información sobre la vida fuera de la Tierra".
En el congreso se van a mostrar pruebas que corroboran la existencia de seres en otros lugares del cosmos. Los conferencistas invitados =de Argentina, Brasil, Venezuela, Suiza y España= vienen cargados de videos, fotografías, documentos científicos y testimonios que ilustran este fenómeno. Uno de los invitados es Sixto Paz Wells, un peruano que hace 22 años tuvo su primer contacto con ovnis. "Desde entonces ha viajado con los extraterrestres en tres oportunidades =dicen los organizadores= y, según relata, no sólo pudo tener un intercambio directo con ellos sino con un grupo de terrícolas que fue rescatado después de haber salido de la Tierra por el Triángulo de las Bermudas".
La segunda parte del encuentro se llevará a cabo en una reserva natural cerca de Bogotá con miras a lograr un encuentro con los visitantes extraterrestres. "Es necesario que el grupo sea armónico y que todos estén sintonizados en una misma frecuencia vibracional que se alcanza con autodisciplina", dice Myriam Arce. Con todo, los organizadores admiten que "no hay seguridad de que nos visiten ". Pero, lleguen o no, los organizadores consideran que lo importante de esta experiencia es asimilar el mensaje que estos seres, aparentemente más civilizados, quieren enviarle a sus hermanos de la Tierra, porque, como afirma Myriam Arce, "a ellos les preocupa lo que pueda pasar porque la posible destrucción de nuestro planeta pone en peligro sus vidas".

EL DIA QUE LLEGARON LOS MARCIANOS
ERAN LAS ocho de la noche del 30 de octubre de 1938 cuando una voz interrumpió una emisión radial que se difundía a través de todo Estados Unidos: "Señoras y señores, tengo que hacer un grave anuncio...". Las palabras que siguieron sembraron el pánico: "Un extraño objeto que cayó esta tarde en Nueva Jersey no era un meteorito. Por increíble que parezca, el objeto contiene seres extraños que, según se cree, constituyen la vanguardia de un ejército proveniente del planeta Marte".
Según el locutor, los marcianos estaban librando una batalla con los terrícolas que se les oponían.
El anuncio formaba parte de un obra radial producida por un genio del teatro, Orson Welles, que entonces tenía 24 años. Aunque el programa se había iniciado con el anuncio "La Columbia Broadcasting System y sus estaciones filiales presentan al Teatro Mercury del Aire en La Guerra de los Mundos..", la mayoría de los radioescuchas llegaron tarde a la transmisión y la tomaron como un hecho real. La impresionante voz de Welles que decía: "Ahora sabemos que nuestro planeta está siendo observado muy de cerca por inteligencias más desarrolladas que la humana", sumada a los efectos sonoros de disparos, chillidos y multitudes dando alaridos, hicieron el resto.
El pánico aumentaba en la medida que se transmitían entrevistas con testigos oculares que hablaban de repugnantes seres y rayos letales, y a uno de los actores, interpretando el papel de presidente de Estados Unidos, hacía un llamado a la calma. Cuando el programa terminó las autopistas estaban atestadas de automóviles cargados de hombres aterrorizados, mujeres histéricas y niños llorosos que huían hacia las colinas para salvarse de los gases espaciales. Muchos aseguraban haber visto a los marcianos.
La primera noticia que Welles tuvo acerca de su programa radial fue ver su nombre en los letreros luminosos del edificio del New York Times: "Orson Welles causa pánico". En ese momento las demandas contra la CBS sumaba 750.000 dólares.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.