Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/22/2017 6:32:00 PM

La psoriasis: una enfermedad para la cual aún no hay cura

Esta condición que afecta a la piel genera muchos problemas, incluso depresión. Semana.com habló con un experto para conocer más sobre este mal que afecta a cerca de un 3 por ciento de los colombianos.

La psoriasis es una enfermedad autoinmune crónica que afecta la piel. Se manifiesta principalmente a través de placas gruesas que no son contagiosas. Por esa apariencia y la forma en la que se presenta, es común que los pacientes de psoriasis sean objeto de rechazo por lo cual también tienen que lidiar con las consecuencias emocionales de este mal. En Colombia, cerca del 68 por ciento de los pacientes ha experimentado depresión a causa de esta enfermedad.

Se estima que el 3 por ciento de la población en el país puede padecer psoriasis y de ellos, cerca de un tercio presenta los grados más avanzados de la enfermedad. Se cree que menos del 30 por ciento de los pacientes elegibles a terapia biológica la reciben a pesar de estar indicada. Eso se debe al desconocimiento de la enfermedad, pobres tasas de diagnóstico y difícil acceso a las terapias.

El dermatólogo clínico Robert Gniadecki, profesor titular del departamento de dermatología del Hospital de Copenhague, miembro de la Asociación Europea de Dermatología y Venereología y autor de más de 200 publicaciones en el área de psoriasis y linfomas cutáneos, habló con Semana.com sobre las principales características de la psoriasis, una enfermedad que afecta a unas 125 millones de personas en el mundo.

SEMANA:¿Cuál es la situación global de la enfermedad?

Robert Gniadecki: Se dice que afecta del 2 al 3 por ciento de la población y esas cifras son bastante estables. Nada puede curarla, pero las personas tampoco mueren de psoriasis. Pueden morir de las comorbilidades. De hecho, la expectativa de vida para los pacientes con psoriasis severa es cinco años menos que un paciente que no tiene psoriasis. Y la causa de la muerte con frecuencia es un ataque cardiaco.

SEMANA: ¿Cuáles son esas comorbilidades?
R.G.: La más común es la artritis psoriásica. También puede haber psoriasis en las uñas, esa y la artritis están relacionadas porque la inflamación se produce en la misma área. También tenemos problemas cardiovasculares, hay pacientes deprimidos, con enfermedad de Crohn, esclerosis múltiple y probablemente otras diez patologías que están relacionadas con la enfermedad. La razón es que la piel es un órgano muy grande y hay mucha inflamación y esa inflamación tiene efectos sistémicos.

SEMANA: ¿A qué tipo de persona afecta esta enfermedad?
R.G.: No podemos predecir quién desarrolla psoriasis y quién no, pero sabemos que hay un componente genético. Algunas diferencias genéticas aumentan la probabilidad de desarrollar psoriasis, pero aun teniendo esa predisposición no significa que se vaya a desarrollar. Por ejemplo, si los dos padres tienen psoriasis, el niño tiene 50 por ciento de riesgo de desarrollar la enfermedad.

Le puede interesar: La psoriasis causa depresión en el 50% de los niños que la padecen

SEMANA: ¿Se puede prevenir?

R.G.: No de manera fácil. Sabemos que los niños con sobrepeso y niños con diabetes tienen el doble de posibilidades de desarrollar psoriasis. Entonces, si pudiéramos evitar esas dos cosas podríamos prevenir la psoriasis por lo menos en los niños. Pero en términos prácticos no es posible ponerlo en práctica y son muchas las razones por las que es muy difícil. Una razón estadística es que más o menos el 2 por ciento de la población padece psoriasis. Entonces tendríamos que tratar a millones de personas para prevenir que una desarrolle la enfermedad.

SEMANA: ¿Cuáles son las señales y síntomas de la psoriasis?
R.G.: Síntomas es lo que el paciente siente y el signo es lo que es visible. En ese orden de ideas, los signos de la psoriasis son fáciles de identificar porque son placas rojas en la piel que producen descamación. De hecho, de ahí viene el nombre psoriasis, porque psora en griego son las escamas de los peces. Interesantemente, la psoriasis hace 100 años se confundía con lepra. Entonces, si leemos la biblia sobre el tema de la lepra, muchas de esas personas no tenían lepra sino psoriasis. Hay otros signos como la enfermedad ungueal de las uñas y por supuesto la artritis. Ahora, si pensamos en síntomas, muchos pacientes tendrán urticaria y picor en la piel.

SEMANA: ¿A qué edad se empieza a manifestar?
R.G.: La psoriasis se puede desarrollar a cualquier edad, pero lo más frecuente es en la adolescencia, comúnmente entre los 10 y 20 años. Y luego, la segunda gran ola es en gente mayor, entre 50 y 60 años.

SEMANA: ¿Por qué en esas etapas de la vida?
R.G.: No sabemos, pero hay una diferencia genética entre la psoriasis juvenil y la psoriasis de la edad adulta. Con frecuencia, cuando se presenta en la juventud es más difícil y con frecuencia desencadena en artritis también. Por otro lado, en muchos de los pacientes que desarrollan la psoriasis tardíamente, esta es mucho más leve.

Puede leer: ¿Cómo detectar el cáncer de piel?

SEMANA: ¿Es una enfermedad difícil de diagnosticar?
R.G.: Es un tema muy específico para el dermatólogo, entonces es muy fácil de diagnosticar simplemente observando los signos. Algunas veces se puede tomar una biopsia de piel. A simple vista se puede diagnosticar como el acné.

SEMANA: ¿Cuál es el tratamiento para manejar la psoriasis?
R.G.: Hay muchas opciones. Una de ellas es el tratamiento tópico a base de cremas, cremas con corticosteroides o con vitamina D. También está la fototerapia, sobre todo en lugares donde el sol no es tan abundante. Y luego está el tratamiento sistémico, fármacos administrados por vía oral o inyectada. Recientemente, también se usan las terapias biológicas.

SEMANA: ¿Un diagnóstico temprano podría ayudar a detener el progreso de la enfermedad?
R.G.: No sabemos si el tratamiento precoz puede parar la progresión de la enfermedad. Aunque usted trate a un paciente con psoriasis leve, no puede asegurarle que la psoriasis no va a empeorar en un momento más tarde. Sabemos que la psoriasis leve no está relacionada con todas las comorbilidades.

SEMANA: ¿En qué está enfocada la investigación en esta enfermedad?

R.G.: Sabemos que el estudio del sistema inmunológico es fundamental. Entonces, si podemos identificar al linfocito que produce la enfermedad y si pudiéramos matar todas esas células que la provocan, probablemente lograremos la cura de la psoriasis. El problema es que posiblemente no haya un solo de linfocito, sino muchos tipos de linfocitos involucrados. Por otro lado, hay tecnologías muy interesantes que están surgiendo en este momento. Por ejemplo hay linfocitos modificados genéticamente que se utilizan para el tratamiento contra el cáncer y a lo mejor se puedan usar también para la psoriasis.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.