Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/26/2001 12:00:00 AM

Nueva identidad

Los abogados de inmigración de la Florida atienden un promedio de 20 colombianos al día que buscan desesperadamente una visa para ingresar a Estados Unidos.

La cifra no se sabe con exactitud. Unas hablan de tres millones. Otras de la mitad. Lo cierto del caso es que cada vez son más los colombianos que están saliendo del país. Una buena parte de ellos han escogido como destino final para empezar una nueva vida o por lo menos pasar una temporada mientras las cosas en Colombia toman otro rumbo a Estados Unidos.

La solicitud de visas en la embajada de ese país con sede en Bogotá ha llegado a tal punto que hoy por hoy las citas para este trámite se están dando para mediados de 2002. Y qué decir de la oficina de pasaportes. El trámite de este documento se ha multiplicado por 10 en los últimos dos años.

Por esa razón en estos meses han tomado una gran fuerza las oficinas de abogados que ofrecen sus servicios de tramitar la visa. Los colombianos han encontrado por ahí un camino que muchas veces los acerca más rápidamente al preciado documento que buscarla directamente a través de la embajada.

Esos bufetes de abogados especializados en inmigración se cuentan hoy a manos llenas en la Florida. Es tal la competencia que se ha generado entre este gremio, que su mejor carta de presentación ante los clientes es mostrar su récord de trámites de visas y probar que ni un solo caso ha sido rechazado.

Esa publicidad es la que los acredita entre los mejores. Por ello cuando una persona llega a un bufete de abogados de emigración, tiene que someterse a un intenso y minucioso interrogatorio que fácilmente puede durar hasta dos horas. La idea es que los abogados puedan conocer en detalle cada faceta de la visa del solicitante. Pues así ellos podrán encauzar hacia qué tipo de visa pueden tramitar ante autoridades migratorias. Después de esa conversación hacen un estudio y citan nuevamente a su cliente para explicarle cuál de las 19 clasificaciones de visa que expide Estados Unidos le sirve. Y cada una de ellas tiene entre cuatro y cinco ramificaciones.

Si los abogados encuentran alguna inconsistencia en el historial presentado por sus clientes prefieren declinar ante el caso pues saben de antemano que corren un alto riesgo de perder ante las autoridades de emigración y eso para la imagen de sus bufetes no es nada bueno.

Si todo esta en regla, los abogados se comprometen que a la vuelta de cuatro o seis semanas pueda estar lista la visa. Esta puede estar dentro de la clasificación de talentos, trabajo, asilo político, entre otras 19 clases. Actualmente la clientela de los bufetes está conformada en un 80 por ciento por colombianos. Diariamente en los bufetes de Miami se atiende un promedio de 20 colombianos que están solicitando su visa de entrada a Estados Unidos.

Las oficinas de abogados de emigración son muy recelosas con la información del tipo de colombianos que están solicitando las visas. La razón: los mismos clientes, por cuestiones de seguridad, han podido mantener sus nombres en el anonimato. Y frente a semejante cantidad de trabajo que hoy hay en los bufetes de la Florida estos secretos se guardan casi que debajo del colchón. Lo importante es que cada cliente tenga entre 4.000 y 7.000 dólares que vale el trámite para tener su entrada al país del norte.

Pero no todo es tan fácil. Los bufetes de abogados en ningún momento están reemplazando la oficina de visados en Bogotá que es el conducto regular para solicitar una visa. El trabajo que realizan los abogados de inmigración de la Florida es para aquellas personas que vayan a invertir en Estados Unidos, tengan un talento especial —escritores, atletas, actores, etc.— que puedan poner al servicio de los norteamericanos. O que haya sido contratado por alguna de las empresas de ese país. Estas oficinas no son el medio alternativo en caso de que la embajada rechace la expedición de una visa. Estos bufetes tampoco están en capacidad de sacar visas de turistas. Y hay que tener cuidado porque así como existen una gran mayoría de bufetes serios en el trámite de una visa, también las hay piratas que pueden engañar a desesperados ciudadanos que quieren irse a toda costa a buscar su vida en el sueño americano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.