Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/4/2017 9:28:00 AM

Obesidad, el principal asesino de millennials

El aumento en los índices de sobrepeso tiene en riesgo a las personas de esta generación que podrían fallecer a edades más tempranas que sus padres.

Cada vez hay más obesos en el mundo. Según la más reciente cifra publicada en la revista New England Journal of Medicine, el número de personas con esta condición aumentó más del doble en 73 países desde 1980. El estudio alertó sobre el aumento en la incidencia en los niños y su rápido crecimiento. Solo en el Reino Unido, casi tres millones de jóvenes entre 16 y 24 años pesan demasiado.

Las cifras preocupan. Según datos publicados por The Telegraph, actualmente el 39 por ciento de los jóvenes son obesos, mientras que en 1993 la cifra era del 27 por ciento. "Los jóvenes con sobrepeso y obesidad pueden terminar viviendo vidas más cortas que sus padres, que en su mayoría eran delgados durante su juventud”, dijo el cirujano Ian McColl para la publicación inglesa.

Le puede interesar: ¿Cómo deben abordar los padres el peso sus hijos?

El estilo de vida sedentario y las dietas modernas están haciendo que cada día más niños y jóvenes presenten problemas cardíacos, diabetes, hipertensión arterial o hígado graso, los mismos que podrían evitarse simplemente al mejorar los hábitos de vida. Por su parte, los especialistas en salud pública de todo el mundo le piden a los gobiernos mejores planes de acción para luchar contra esta epidemia y un enfoque integral para prevenir las muertes prematuras de la fuerza trabajadora de los próximos años.

Tam Fry, presidente del Foro Nacional de Obesidad del Reino Unido criticó a la mandataria de su país, Theresa May por no tomar ninguna medida para frenar esta oleada de casos de obesidad que se viene incrementando desde los noventas. "Estas cifras espantosas son su legado. La tragedia absoluta es que otro millón de personas podría ser añadido a las estadísticas de los años 2030", dijo para The Telegraph.

Los nacidos a partir de 1980 además están siendo acechados por otras comorbilidades relacionadas al sobrepeso. Según un reciente análisis publicado en Scientific American, en Estados Unidos está en aumento el número de accidentes cerebrovasculares entre los millennials. Las razones involucran la obesidad, el sedentarismo, la diabetes y el consumo de drogas.

Puede leer: Cada vez más niños con enfermedades de adultos

Por su parte, entidades como la Sociedad Americana del Cáncer han advertido un aumento en la incidencia de cáncer de colon entre los millennials. Según sus investigaciones,  esta generación tiene dos veces más riesgo de sufrir de esta neoplasia y cuatro veces más de padecer de cáncer de recto. La causa, señalan los expertos, son las dietas pobres en fibra y la obesidad promovida por la escasa actividad física entre los jóvenes. "El alto consumo de carne y alcohol, el tabaquismo y la continua exposición a productos químicos también puede interferir para que las cifras de cáncer de colon sean más altas en esta generación”, dice la médica Melissa Montoya.

Adicionalmente, también se ha comprobado que a esta población se le dificulta mucho más bajar de peso que a las personas de décadas pasadas. Un estudio publicado por Obesity Research & Clinical Practice reveló que aunque un millennial consuma los mismos alimentos y realice actividad física similar a la de los jóvenes de hace 30 años, les es más difícil mantener el peso. Entre las razones que mencionaron los investigadores están el mayor uso de endulzantes artificiales y sustancias químicas en los alimentos procesados.

Recomendamos: Más de la mitad de latinoamericanos tiene sobrepeso

Para luchar contra esta epidemia de obesidad que viene acompañada de decenas de enfermedades crónicas, la clave es prevenir y mejorar el comportamiento. “Los jóvenes deben entender que esto es un problema que les va a pasar factura a la vuelta de unos años. No solo se trata de mejorar la dieta y aumentar la actividad física, sino de tener mejores hábitos de sueño y controlar los niveles de estrés”, dice Montoya. “Se debe empezar a cambiar estos comportamientos perjudiciales cuanto antes. De esa forma podemos cambiar la sociedad enferma que desde ya estamos enfrentando”, concluye la médica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.