Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/8/2014 1:00:00 AM

Obesidad temprana

Un estudio reciente reveló que los niños menores de cinco años con sobrepeso son cuatro veces más propensos a ser obesos en la adultez. ¿Qué deben hacer los padres?

Muchos especialistas consideran la obesidad uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI, pues según varios informes internacionales ha alcanzado proporciones endémicas alarmantes. Lo más preocupante es que cada vez hay más casos infantiles. Se estima que durante las dos últimas décadas el número de niños y jóvenes con este problema se ha triplicado y que hoy unos 43 millones menores de 5 años son obesos o tienen sobrepeso en el mundo. Lo peor es que la cifra va en aumento y Colombia no es ajena al problema, pues según la Encuesta Nacional de Nutrición dos de cada diez niños sufren de obesidad.

Un estudio reciente de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Emory, en Atlanta, Estados Unidos, demostró que quienes sufren este trastorno durante la primera infancia (0-6 años) son cuatro veces más propensos a padecerla en la adolescencia y la adultez. Así lo concluyó el grupo de investigadores luego de medir el peso y la estatura de aproximadamente 7.800 niños desde que entraron al colegio hasta cuando cursaban octavo grado. Los resultados mostraron que quienes se matricularon con problemas de sobrepeso a los 5 años eran cuatro veces más propensos a ser obesos cuando entraron a la pubertad.

Si bien el estudio no determinó cuáles factores influyen en la obesidad temprana, algunos probablemente están relacionados. Uno de ellos es la predisposición genética, pues varias investigaciones han señalado que el índice de masa corporal (IMC) es altamente hereditario. Además, las mujeres que aumentan varios kilos durante el embarazo duplican el riesgo de que su bebé nazca con sobrepeso. Esto les sucede porque creen que deben comer por dos y cuando el niño nace consideran normal verlo gordito. Y también influyen los hábitos familiares.

Según Juan Javier Lammoglia, director de la Unidad de Crecimiento y Metabolismo Óseo del Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt, en Bogotá, la obesidad temprana ocurre porque durante los primeros años de vida hay un mayor número de células adiposas, las cuales forman el tejido graso del cuerpo. “Por eso resulta tan difícil que estos niños no sean obesos cuando crezcan, mientras que los que la desarrollan después de los 7 años pueden superarla más fácilmente”, señaló a esta revista.

El hallazgo del estudio, publicado en la revista The New England Journal of Medicine, demuestra que “durante los primeros cinco años de vida, e incluso en el periodo de embarazo, es importante promover una dieta saludable y la actividad física en la madre y el hijo”, dijo a SEMANA Venkat Narayan, coautor del trabajo. Por esa razón es fundamental que en la casa se promuevan estos hábitos y que los padres de familia lleven habitualmente a los niños a consulta con un pediatra, pues así podrán controlar el peso y tendrán menos riesgo de desarrollar este mal crónico. Un problema que no solo les abre las puertas a la diabetes y a las enfermedades cardiovasculares, sino que motiva el rechazo social e impide desarrollar actividades importantes, como los deportes

Los expertos dicen que los padres deben tener conciencia del problema y cambiar ciertos hábitos, como premiar a sus hijos con dulces o comidas con alto contenido graso, y evitar darles bebidas azucaradas, pues algunos estudios las han vinculado con la obesidad. También deben aprovechar que durante la primera infancia es más fácil ganar o perder kilos para normalizar el peso, mientras que a un adulto le cuesta el doble de trabajo. “La clave está en tratarlo a tiempo para corregirlo antes de que sea muy tarde”, concluye Lammoglia.

Por un peso saludable
Los pediatras hacen estas recomendaciones para que los padres eviten que sus hijos sufran de sobrepeso u obesidad. 

1. Hacer una hora de actividad física diaria. Pueden practicar un deporte o jugar con ellos.
2. Consumir cinco porciones de frutas o verduras al día.
3. Evitar ingerir bebidas azucaradas y alimentos procesados.
4. No pasar más de dos horas frente al televisor el computador o la tableta. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.