Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/25/2015 10:00:00 PM

Obesos que no volverán a su peso normal

Un estudio concluyó que los obesos tienen apenas una en 210 posibilidades de recuperar su figura ideal.

Todos saben que bajar de peso es una de las tareas más difíciles para los obesos. Pero por primera vez un estudio indagó las posibilidades concretas que tiene un individuo en esta categoría de recuperar el peso ideal y la cifra es extrema. Los investigadores de University College London encontraron que en un año dado las opciones que tienen estos individuos de volver a ser esbeltos son una en 210. A las mujeres les fue un poco mejor, pues entre ellas la probabilidad de regresar a su figura ideal es de una en 124. Lo anterior da una idea más clara de que se trata de una misión casi imposible.

Los obesos mórbidos la tienen aún más difícil, según el trabajo. De todos los grupos analizados, los únicos que tuvieron resultados mas optimistas fueron los que se propusieron bajar solo 5 por ciento de su peso corporal, lo cual es considerado suficiente para representar beneficios tanto en la presión arterial como en los niveles de azúcar en la sangre. En este grupo, en un año, uno de cada 12 hombres y una de cada 10 mujeres tuvieron éxito en deshacerse de entre 5 y 10 por ciento de su peso.

Pero la felicidad duró poco porque 85 por ciento lo recuperó en los siguientes cinco años. Esto demuestra que muchos de los pacientes se embarcan en dietas yoyó en las que pasan de periodos donde la báscula baja, seguidos por otros donde sube, y así sucesivamente.

El estudio no miró qué tipo de dietas o tratamientos hacían los participantes, por lo tanto no quiere decir que estos no sirvan. Simplemente dio una mirada a la lucha que viven estas personas en la práctica para volver a una figura normal. “Nuestros hallazgos muestran que las estrategias usadas para contrarrestar el exceso de kilos no están ayudando a la mayoría de los pacientes a perder peso ni a mantenerlo”, dijo a SEMANA Alison Fildes, investigadora principal del artículo, publicado en la edición online de julio de la revista

American Journal of Public Health. La experta agregó que puede ser que estas personas no acceden a tratamientos para bajar de peso o que los que se les ofrecen son poco efectivos, o ambos.

El estudio se hizo con las historias clínicas de una muestra de 280.000 hombres y mujeres de Gran Bretaña con un índice corporal mayor a 30, que representa obesidad, y que no habían sido sometidos a cirugías para adelgazar. Los expertos analizaron una década de datos y perfiles de salud y al ver los resultados comprendieron el panorama gris que enfrentan. Por eso, señalan la importancia de campañas preventivas para que, “en primer lugar, estas personas no lleguen a acumular tantos kilos”, dice Fildes, pues una vez una persona se engorda es muy poco factible que logre volver a tener un índice de masa corporal saludable.

Para las que ya están obesas es crucial que la atención se enfoque en no ganar más peso. Otros expertos sugieren como solución establecer objetivos más realistas como perder solo 5 por ciento del peso corporal, que mostró en el estudio tener mejores probabilidades de éxito. Pero esta estrategia debe ser acompañada por otras que ayuden a que no lo recuperen.

Según la Organización Mundial de la Salud, el grupo de obesos ha crecido en el mundo y se calcula que hoy asciende a 927 millones de personas, lo que equivale al 13 por ciento de los adultos que habitan el planeta. “Por eso los programas para bajar de peso y prevenir que se recupere deben ser una prioridad en todos los países”, concluyó Fildes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.