Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/1991 12:00:00 AM

OJO AL LASER

Veinte segunods de exposición, puede acabar con toda una vida de miopía.


CADA VEZ ESTA más cercano el día en que los miopes echen definitivamente sus anteojos a la caneca. Si la cirugía tradicional para la corrección de la miopía ha devuelto la visión a millones de miopes, las actuales investigaciones adelantadas en la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos, abren las esperanzas para aquellos que se acobardan ante la sola visión del bisturí.

La nueva técnica quirúrgica está en proceso de experimentación desde el año pasado en los Estados Unidos. Consiste en reemplazar el bisturí por un rayo laser de características especiales, para realizar el corte de la córnea que corrige su malformación. Hasta el momento, el 85 por ciento de los pacientes voluntarios que se han prestado para este nuevo tipo de cirugía -que dura 20 segundos-, han recuperado la visión como para poder manejar sin anteojos. Otro 15 por ciento, aunque todavía necesita anteojos, ha visto disminuir su miopía considerablemente.

A pesar de los alentadores resultados, los investigadores aún no cantan victoria. Es necesario hacer un seguimiento de dos años en el desempeño visual y ocular de los pacientes tratados, para conocer los resultados definitivos.
Sin embargo, de lo que sí están seguros los especialistas es de que esta nueva tecnología laser permite realizar la operación en cuestión de segundos sino que puede ser más segura que la tradicional cirugía ocular, por los posibles riesgos de daño en los demás tejidos del ojo. De ser plenamente confiable el moderno procedimiento, no cabe duda de que en el próximo decenio las únicas gafas que se utilicen sean las gafas oscuras. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.