Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1992/09/21 00:00

OJO AL LáSER

Después de mucha controversia, los tratamientos láser se imponen en el campo de la cirugía cosmética.

OJO AL LáSER

A PESAR DE QUE en los últimos cinco años el rayo láser ha revolucionado los conceptos de la cirugía moderna, algunos cirujanos insisten en debatir sus efectos y alcances. Por un la do, están aquellos que aseguran que el láser no supera el buen tino de los cirujanos de la vieja guardia y mucho menos al tradicional escalpelo.
Y por otro están quienes defienden la tecnología, que argumentan que la levedad de los efectos posoperatorios que produce al rayo láser son el mayor y mejor aliciente para los pacientes.
Pero esta vez la controversia la ha generado el láser aplicado a la cirugía facial y el levantamiento de los párpados. El cirujano Laurence David, especialista del Instituto de Láser y Cirugía Cos mética de Hermosa Beach, California y, por supuesto, partidario del rayo, realizó un pequeño estudio para demostrar que no hay nada que decir acerca de los alcances del láser. Para asegurarse de que nada fallara, Laurence decidió realizar 13 cirugías comparando el método tradicional con el láser en levantamiento de párpados. El resultado fue que la intervención con láser tuvo un efecto posoperatorio más favorable para el paciente, menos con tusiones y menos traumas.
Con pros y contras se establecieron dos diferencias. Por un lado, que el período de recuperación de un tratamiento con láser es menor: seis días vs. nueve que dura la recuperación cuando hubo escalpelo de por medio. Y, por otro y no menos importante, el tiempo de cirugía con láser es de 54 minutos mientras que con bisturí es de 94 minutos aproximadamente. Dos ventajas que son de poca importancia para algunos, pero grandes puntos a favor para los pacientes. De hecho y aunque nadie duda de la efectividad de los antiguos tratamientos, lo cierto es que el láser, según algunos expertos, le lleva años luz a los intrépidos y legendarios escalpelos.










¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.