Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/27/1993 12:00:00 AM

ojo al calcio!

Sólo un alto consumo de calcio durante la adolescencia puede evitar la aparición de la osteoporosis en la mujer madura.


TRADICIONALMENTE, LA OSTEOPOrosis ha sido calvario de la gran mayoría de las mujeres maduras. Pero todo parece indicar que esta enfermedad, que no tiene remedio una vez se presenta, se puede evitar desde la adolescencia.
Aunque hasta ahora ningún método médico ha podido solucionar este problema que ataca a las mujeres cuando sobrepasan la barrera de los 40 años, recientes estudios realizados por diferentes especialistas norteamericanos han demostrado que el consumo de altas dosis de calcio cuando el esqueleto está en pleno desarrollo, puede evitar la aparición de la enfermedad.
La osteoporosis se manifiesta como una falla en la masa ósea, producida por la reducción anormal de calcio en el organismo. Los huesos se vuelven porosos, pierden su consistencia y se convierten en blanco fácil de toda clase de fracturas, que por la misma deficiencia sanan muy difícilmente. Lo cierto es que esta enfermedad no es exclusiva al sexo femenio, pero las mujeres tiene de cuatro a cinco veces más posibilidades de contraer La enfermedad antes de los 70 años. Si bien es normal que ambos sexos vean disminuir el nivel de este mineral de los 40 años en adelante, la osteoporosis sólo se presenta cuando esta pérdida es excesiva. Y como la menopausia produce violentos cambios hormonales que repercuten en el organismo femenino causando drásticas pérdidas de calcio, la enfermedad encuentra en las mujeres maduras su candidato perfecto.
Las estadísticas que existen en el país muestran que alrededor del 50 porciento de las mujeres que llegan a los 45 años sufren de osteoporosis y el 90 por ciento de las que pasan de los 70 años también padecen la enfermedad. En los Estados Unidos, la osteoporosis es la segunda causa de morbilidad en el grupo de mujeres mayores de 50 años. Las estadísticas norteamericanas también revelan que a los 60 años un 25 por ciento presenta una apreciable pérdida de densidad ósea y de este porcentaje el 70 por ciento ya muestra signos claros de la enfermedad. La mayoría de las afectadas sufren fracturas de vértebras, cadera, puños y pelvis que en el veinte por ciento de los casos, resultan irreparables.
Los últimos estudios médicos han revelado que la alimentación durante los años de la pubertad es crítica a la hora de prevenir la osteoporosis. La única forma conocida de evitar esta irreversible enfermedad es por medio del consumo de alimentos con alto contenido de calcio durante la etapa de formación de la estructura ósea.
El doctor Lloyd de la Universidad de Pensylvania, en los Estados Unidos, asegura que las porciones extra de calcio que se consuman durante la adolescencia en todo tipo de comidas y bebidas pueden marcar una gran diferencia una vez llegada la madurez ". La leche y sus derivados, algunas frutas y verduras, el salmón y los suplementos en tabletas son las fuentes más recomendadas para la obtención de calcio.
Sin embargo, aunque los especialistas recomiendan que los jóvenes consuman un mínimo de 1.200 miligramos de calcio al día, los estudios realizados por la universidad de Memphis State revelan una situación muy diferente. El total de las adolescentes observadas consumían un promedio de 700 miligramos del mineral, un nivel muy por debajo de lo esperado para obtener un desarrollo óseo adecuado que pueda combatir la osteoporosis. Paradójicamente, los jóvenes del sexo masculino, quienes tienen menos necesidad que las mujeres de este elemento, consumían diariamente 1.339 miligramos, lo cual los sitúa por encima del nivel conveniente. Los estudios demuestran que además del calcio que se obtiene de la leche que consumen los adolescentes con los cereales del desayuno, el queso de las pizzas y la leche de los helados son las mayores fuentes del mineral en su alimentación.
Si bien es cierto que los hábitos alimenticios varían considerablemente en cada país, lo que ocurre en los Estados Unidos no es muy diferente de lo que sucede en Colombia. En el país no se han realizado estudios que muestren con exactitud la cifra de consumo de calcio en los adolescentes, pero los especialistas en nutrición aseguran que los jóvenes colombianos están consumiendo sólo un tercio del mineral necesario para lograr un desarrollo adecuado. Y aunque un estudio realizado por el departamento de investigaciones de Leo Burnett revela que entre 1991 y 1993 el consumo de alimentos ricos en calcio ha aumentado en un 30 por ciento, lo cierto es que este esfuerzo se centra en el grupo de mujeres entre los 25 y los 45 años, cuando la formación ósea ya ha culminado y la etapa de prevención de la enfermedad ha quedado atrás.
Una alimentación deficiente en calcio no es el único factor que puede llevar a la osteoporosis. Las mujeres que han tenido problemas menstruales, o aquellas que han sufrido problemas de ovarios también estan predispuestas a padecer la enfermedad. El cigarrillo, el café y el alcohol en exceso pueden ser causas adicionales, lo mismo que los trastornos en las glándulas endocrinales y en la tiroides. Además las mujeres que han alimentado a sus hijos con leche materna por períodos de más de seis meses pierden significativas cantidades de calcio de sus huesos. Pero si bien es cierto que por fin se ha llegado a una fórmula para prevenir la steoporosis, la verdad es que nada bueno se puede esperar de una generación de adolescentes que crecen con gaseosas y comidas rápidas como base primordial de su alimentación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.