Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2016/02/11 14:06

Las ondas gravitacionales dejaron de ser un rumor

¿Qué significa la confirmación de la existencia de las ondas gravitacionales? ¿Qué son y para qué sirven? Opinan expertos.

Las ondas gravitacionales pueden ayudar a explicar la formación de las galaxias. Foto: Cortesía Ligo.

Este jueves 11 de febrero de 2016 a las 10:30 de la mañana (hora colombiana), científicos del Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferometría de Láser (LIGO por sus siglas en inglés), confirmaron lo que era un rumor en los círculos académicos desde hace un par de meses: la primera observación directa de las ondas gravitacionales, predichas por Albert Einstein en su teoría general de la relatividad hace cien años.

Cuatro minutos después de iniciada la rueda de prensa en la ciudad de Washington, el físico de la universidad de Florida y portavoz de Ligo, David Reitze dijo: “Damas y caballeros, hemos detectado ondas gravitacionales”. De inmediato el auditorio se colmó de aplausos y ovaciones.

Reitze explicó que, por primera vez, científicos habían logrado observar de manera directa las ondas gravitacionales al analizar una señal, detectada el 12 de septiembre, de dos agujeros negros en rotación que deformaban el espacio tiempo.

Luego del anuncio las redes sociales y los portales de los principales periódicos y medios de comunicación del mundo difundieron la noticia, catalogada como el hecho más importante del siglo XXI en la física. Pero ¿Qué son las ondas gravitacionales? ¿Por qué no habían sido observadas antes? ¿Cuál es la importancia de este descubrimiento?

Semana.com habló con Leonardo Castañeda, profesor del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Colombia y con Luis Quevedo, director Ciencia, Salud y Tecnología de NTN24, para resolver estas preguntas y entender la importancia del anuncio dado hoy por LIGO.

¿Qué son?

Las ondas son un fenómeno descrito de manera teórica por Einstein en su teoría de la relatividad, formulada hace cien años. Según él, los cuerpos masivos acelerados debían producir una serie de ondas que comprimían o expandían el espacio tiempo. “Tire usted una piedra en un pozo de agua. Esa perturbación produce unas ondulaciones que afectan la superficie del líquido. De manera análoga las ondas gravitacionales son esas ondulaciones producidas por los cuerpos bastante densos y que perturban el espacio tiempo”, explicó Castañeda.

El gran problema de las ondas gravitacionales era que a pesar de ser fundamentales en la explicación de la teoría de la relatividad, la comunidad científica no contaba con los instrumentos tecnológicos para observarlas directamente. Desde que Einstein predijo su existencia hace 100 años, los científicos comenzaron su búsqueda y solo hallaron pruebas indirectas, como las encontradas por Russell Alan Hulse and Joseph Hooton Taylor, Jr. en 1974. Ambos científicos supusieron la presencia de las ondas gravitacionales al analizar el extraño movimiento de un púlsar binario.

Aunque no pudieron observarlas de manera directa, ellos determinaron que la única explicación para entender este fenómeno era que la pulsar binaria generaba ondas gravitacionales. Por estos estudios, Hulse y Taylor ganaron el premio Nobel en 1993.

¿Cuál es la importancia del anuncio de LIGO?

Como lo explica Castañeda, observar de manera directa las ondas gravitaciones es un hito en la historia de la ciencia mundial. Primero porque comprueba uno de los pilares de la teoría de Einstein. Y segundo porque abre una nueva ventana para la investigación astronómica y astrofísica, pues estas ondas “suministraran información de regiones en el espacio que no son accesibles por medio de ondas electromagnéticas. Es como si usted está en una casa a oscuras y de repente prenden la luz y usted puede ver con mejor claridad los objetos que se encuentran en ella”.

En este mismo sentido se expresó Quevedo: “La detección de estas ondas es de capital importancia porque marca un punto de inflexión en el estudio del Universo. Hasta ahora tan sólo podíamos ‘ver‘ el Universo a través de la luz de las estrellas -luz visible, ondas de radio, rayos X, etc.- y ahora, por vez primera, hemos logrado ‘oír‘ el Universo. La capacidad de ‘oír‘ las ondas que recorren el Universo desde su nacimiento nos permitirá detectar objetos y fenómenos que no emiten luz como la famosa y misteriosa materia oscura”.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.