Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/5/2017 2:29:00 PM

Los obstáculos de los pacientes con mieloma múltiple en Colombia

El diagnóstico tardío es una de las mayores dificultades que enfrentan los pacientes con este cáncer. Esa fue una de las conclusiones del estudio realizado por la Fundación Colombiana de Leucemia y Linfoma sobre la enfermedad en el país.

Este 5 de septiembre se celebra el Día Mundial del Mieloma Múltiple y para conmemorarlo, la Fundación Colombiana de Leucemia y Linfoma (Funcolombiana) presentó un estudio que retrata que en el país hay un elevado desconocimiento de este tipo de cáncer de la sangre ya que existe una especial dificultad para diagnosticarlo. Según el informe de Funcolombiana, el 68 por ciento de los encuestados reportó haber recibido un diagnóstico incorrecto de la enfermedad. “El médico general no tiene conocimiento en mieloma y no sospecha que el paciente puede tener un cáncer en la sangre”, asegura Yolima Méndez, presidenta de la fundación y agrega que se necesitan campañas de concientización para promover un mayor conocimiento de la enfermedad.

El mieloma múltiple (MM) es un tipo de cáncer hematológico que se origina en la médula ósea, el tejido esponjoso que está en los huesos y que se conoce como la fábrica de la sangre. En consecuencia, allí se producen los glóbulos rojos pero también es un componente clave del sistema linfático, donde se originan los linfocitos. Según Méndez este cáncer “se forma cuando un tipo de células plasmáticas, los linfocitos B, se alteran y se convierten en células malignas que se vuelven incapaces de producir la protección del sistema inmunológico”. Se estima que esta enfermedad afecta entre una y cinco personas por cada 100.000 habitantes en el mundo. En Colombia, se presentan cerca de 600 casos nuevos cada año.

Recomendamos: Novedosa terapia efectiva contra el cáncer

Por ser poco frecuente, no se conoce mucho de este tipo de cáncer. Además, sus síntomas son inespecíficos y es común que se asocien con otro tipo de enfermedades como las óseas o las reumatológicas. Algunos de los síntomas que pueden pasar desapercibidos durante la atención primaria pueden ser fatiga, cansancio, dolor en los huesos, en las costillas, en la espalda, insuficiencia renal, adormecimiento en brazos y piernas. En opinión de la especialista, es importante “elevar la conciencia del paciente para consultar a tiempo y aumentar la rapidez de los médicos de primer nivel para detectar y remitir oportunamente al especialista hematólogo”.

Otra de las grandes dificultades que detectó el estudio es la inequidad en cuanto al acceso a tratamientos para tratar esta enfermedad. Según los datos del informe, el 55 por ciento de los pacientes del régimen subsidiado dijo haber tenido alguna barrera de acceso durante el proceso de diagnóstico frente a solo 49 por ciento del régimen contributivo. “Esta desigualdad es marcada y nos dice que dependiendo del tipo de afiliación a la salud, lo más pobres tienen menos probabilidad de acceder a un diagnóstico y un tratamiento que les permita vivir mejor”, dice Méndez.

Le puede interesar: Biopsia líquida, la gran revolución para detectar el cáncer

Para este tipo de cáncer están disponibles la quimioterapia, la radioterapia e incluso el trasplante de médula, que son las terapias oncologicas para tratar este mal. Aunque no tiene cura, se puede garantizar su control si se cuenta con un diagnóstico y tratamiento oportuno, “En Colombia hay muchas opciones para el tratamiento, varios protocolos que se pueden usar. Son terapias de última generación, innovadoras, que garantizan el control de la enfermedad”, concluye Méndez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.