Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/9/2001 12:00:00 AM

Papás buscan colegio

La selección de una institución educativa para los hijos no se debe hacer a la ligera. Estos son algunos criterios para evaluar cuál plantel es el más adecuado.

Escoger colegio es una de las tareas más difíciles que deben afrontar los padres. Guardadas las proporciones, puede resultar siendo un proceso tan complicado como conseguir marido.Después de todo, así como en el matrimonio, la mayoría espera que la decisión del colegio se tome para siempre. Además se debe tener en cuenta que tanto el niño como los padres sean compatibles con los valores y los estilos de educación que el plantel imparta para que se establezca entre la familia y el colegio un vínculo positivo y armonioso que ayude al pequeño a desarrollar todo su potencial.

Pese a que es una decisión trascendental muchos padres escogen el colegio influidos por criterios superficiales, como la fama, la moda o por sus lindas instalaciones. Más adelante vienen las angustias, las pérdidas de año y el fracaso porque el niño no rinde en ese esquema académico. En otras oportunidades son los padres quienes se dan cuenta demasiado tarde de que el instituto y ellos riñen en temas fundamentales como la disciplina y el manejo de los valores morales. Mientras ellos piensan que es bueno que los niños asistan a misa todos los domingos el plantel promulga la libertad de cultos. Muchos de estos niños desearían un cambio de colegio, pero ante la dificultad de volver a pagar un nuevo bono y buscar una nueva institución algunos permanecen en lugares en los cuales no se sienten a gusto.

Para evitar este tipo de conflictos los expertos en educación recomiendan a los padres realizar un proceso cuidadoso y profundo de selección, pues en el colegio es donde sus hijos van a pasar la mayor parte del tiempo y durante la etapa más crucial de sus vidas. Por eso, lejos de ser una decisión basada en la moda, el uniforme o el idioma, debe estar fundamentada en un análisis de un conjunto de variables que son importantes y que se traducen en calidad en la educación. Tampoco se trata de escoger sólo por el idioma o por la excelencia académica. El colegio implica mucho más que aprender y memorizar datos. Se trata de una experiencia que debe ser agradable y que le permita al niño desarrollarse en muchas áreas de su vida. En cierto modo se trata de invitar a los padres para que sean ellos los que examinen al colegio y no al revés. Con esa actitud será mucho más factible encontrar un lugar que se adapte a las necesidades de su hijo.

Una de las primeras consideraciones para tener en cuenta es que no todos los colegios son para todos los niños ni todos los padres son para todos los colegios. Por eso es importante que la familia evalúe previamente qué quieren para sus hijos y seleccionen aquellos sitios que ofrecen ese tipo de valores y conocimientos. Conocer al pequeño también es importante pues su personalidad puede ayudar a hacer la búsqueda menos amplia. Un niño que no tolera la presión y es muy tímido no es un buen candidato para un lugar grande y competitivo. Así mismo, los niños que tienen problemas de aprendizaje y de atención o que aún no han afianzado la lengua materna no deben ser expuestos a colegios bilingües pues van a tener más problemas en su rendimiento académico. Lo anterior no significa que el niño haya fracasado a los 4 años o que esté retrasado frente a sus coetáneos. “Lo importante es concentrarse en desarrollar las fortaleza del niño”, dice Luisa Fernanda Roa, terapista ocupacional. Para complementar el trabajo anterior, se recomienda también reconocer las fortalezas de los planteles. Algunos son más humanistas, otros son excelentes para las matemáticas, unos más se destacan por ser religiosos o por fomentar valores y de esta forma se adaptan más a cierto tipo de familias.

Muchos de los especialistas en el tema consideran oportuno comenzar la búsqueda desde que el niño ingresa al jardín infantil. Otros opinan que un año y medio antes de los exámenes de admisión es tiempo suficiente para hacer una buena selección. Según la sicóloga Fabiola de León es recomendable tener en la baraja de posibilidades por lo menos tres lugares opcionales y conocerlos a fondo mediante visitas, referencias de ex alumnos y datos sobre el desempeño académico. Para la médica foniatra Claudia Talero la intuición desempeña un papel importante y por ello las visitas al colegio deben dar información valiosa para los padres y los niños. “Tienen que ver si se sienten cómodos cuando ven las instalaciones y hablan con las personas que dirigen el lugar”.

Como se puede observar, se trata de una decisión integral que no puede depender de una sola variable sino de un conjunto de factores. Al final lo que cuenta es que el niño aprenda y se prepare para los retos del futuro pero que lo haga en un ambiente tranquilo y agradable donde se pueda desarrollar como un ser humano feliz.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.