Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1995/12/11 00:00

A PASO LENTO

Los frecuentes huracanes que han azotado el Caribe han alterado el proceso de reproducción de las tortugas.

A PASO LENTO

LAS IMAGENES recuerdan el desembarco sobre Normandía durante la Segunda Guerra Mundial. Con más unidades y en mayor silencio que los aliados, anualmente se produce la llegada de las tortugas lora a las playas del litoral Pacífico costarricense. Pero este año ocurrió con un retraso considerable en virtud de los huracanes que desde junio azotan la cuenca del Caribe, informó el biólogo marino Juan Carlos Castro.
El proceso se registra anualmente en Ostional y Nancite, playas localizadas a unos 400 kilómetros al noroeste de San José. Estos dos lugares y el litoral del Pacífico mexicano son los únicos sitios del mundo donde las tortugas lora, de unos 50 centímetros de longitud, llegan a desovar en un proceso que dura desde julio hasta noviembre. Son cerca de 300.000 tortugas -explicó el biólogo del Instituto Costarricense de Pesca- y cada una deposita en un hoyo de unos 50 centímetros de profundidad cerca de 100 huevos. No obstante, sólo el 2 por ciento sobrevive a causa de la acción de los buitres, las gaviotas y algunos animales salvajes.
Hace 10 años la población de Ostional formó una asociación para la protección de la especie y la explotación racional. "Los 200 afiliados recolectan cerca de un millón de huevos por mes para consumo y explotación comercial", explicó Castro. El huevo de tortuga es apetecido como aperitivo y hay quienes le atribuyen la particularidad de ser un afrodisíaco. Y la 'arribada' se ha convertido en una atracción turística en ese país. Pero este año, por culpa de los huracanes, a las tortugas se les ha alterado su proceso biológico.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.