Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/21/1992 12:00:00 AM

Pecados modernos

La semana pasada los franceses se convirtieron en los primeros fieles en recibir el nuevo catecismo católico.

POR PRIMERA VEZ en más, de cuatro siglos, la iglesia Católica Apostólica y Romana tiene un nuevo Catecismo Universal, el cual reafirma los dogmas de fe tradicionales, pero también identifica un nuevo rango de pecados de la sociedad moderna. Entre ellos están la evasión de impuestos, el abuso de las drogas, el maltrato a los inmigrantes, la especulación financiera, el abuso de los recursos ambientales, la inseminación artificial y la manipulación genética.
El catecismo, que no había sido actualizado desde el Concilio de Trento, hace 426 años, es el resultado de seis años de trabajo por parte de una comísión encabezada por Joseph Ratzinger, prefecto del Ministerio de la Doctrina de la Santa Sede, pero no está redactado en la forma de pregunta y respuesta que mucha gente asocia con el catecismo.
La idea de modernizarlo y hacerlo más universal surgió en 1985, por sugerencia de algunos obispos africanos que consideraban el Catecismo de Trento como "muy europeo".
De la primera copia que fue enviada hace cinco años a los obispos en todo el mundo se recibieron 25.000 enmiendas. Finalmente el pasado 25 de junio se concluyó la redacción y recibió la aprobación del Papa Juan Pablo II, quien anunció su promulgación oficial para el 8 de diciembre.
Aunque los expertos trataron de escribir el texto original en latín, incialmente desistieron y optaron por el francés como lengua base . Por ello, los franceses fueron los primeros en recibirlo. Posteriormente se traducirá para los 980 millones de fieles en el mundo.
En su presentación la semana pasada. el arzobispo de París Jean -Marie Lustiger señaló que esta nueva versión es una forma de fortalecer las doctrinas de la Iglesia en orden a confrontar los nuevos desafíos dados por los cambios sociales, económicos, políticos y científicos de hoy.
En el documento se reafirma la oposición de la Iglesia al aborto, la eutanasia, el divorcio, las relaciones sexuales extramaritales, la homosexualidad, el matrimonio de los curas, la ordenación de las mujeres y los métodos artificialcs de control natal, posiciones largamente defendidas por el Vaticano.
Igualmente el nuevo catecismo universal subraya el "no" al divorcio y al aborto. Aconseja el respeto, compasión y delicadeza en el trato a los homosexuales, pero lo califica como un acto "contrario a la ley natura". Condena la astrología, la quiromancia y los horóscopos. Califica de "grave error" el abuso de drogas y de alcohol.
La Iglesia hace también precisiones sobre temas como la eutanasia y el suicidio, que califica como inaceptables , pero hace algunas salvedades que pueden reducir la responsabilidad. Reafirma que la única forma de anticoncepción aceptada por la Iglesia son los métodos naturales,. "Con firma su rechazo al ejercicio del sacerdocio por parte de las mujeres -que fue aprobado la semana pasada por la lglesia Anglicana porque los 12 a póstoles de Cristo eran todos varones ".
En el séptimo mandamiento incluye la especulación, los trabajos mal hechos, el fraude fiscal y los salarios bajos. Por último califica de inmoral la manipulación genetica que considera los embriones como material biológico disponible. y rechaza las técnicas de inseminación artificia, calificando la donación de esperma y óvulos como "gravemente deshonestos ".
Según el Sumo Pontífice el catecismo permanece fiel al Evangelio, pero se actualiza a las necesidades del mundo moderno "para ayudar a iluminar con la luz de la fe nuevas situaciones y problemas que no habían surgido en el pasado".





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.