Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/18/1995 12:00:00 AM

PERRO QUE LADRA...

Curiosamente el mejor amigo del hombre no parece ser el mejor amigo de los niños.

SULTAN, EL CONsentido de la familia, podría representar mayor peligro para un niño que un perro callejero. Eso es lo que afirman investigadores estadounidenses que realizaron un estudio sobre las mordeduras caninas. El equipo de la Universidad de Washington descubrió que los niños suelen sufrir con mayor frecuencia mordidas de sus propios canes o los de los vecinos que de los perros callejeros.
De los 37 ataques caninos a niños que analizaron, 21 fueron hechos por el perro de un vecino, 13 por las mascotas de la familia y apenas tres por animales sin dueño. En los casos estudiados, tres de los ataques resultaron fatales y en un tercio de ellos la víctima tuvo que ser hospitalizada en una unidad de cuidados intensivos.
Los niños menores de cinco años enfrentan mayor riesgo de ser blanco de la agresión canina, dicen los autores del estudio. "Los padres y los dueños de perros deben asegurarse de que haya supervisión adecuada de los niños, en particular los bebés y pequeñines, a todo momento ante la presencia de un perro, incluso el de la familia", señalaron en un artículo en la revista de la Academia Estadounidense de Pediatría. "Por otra parte, los padres deben enseñarles a sus hijos a tratar a todos los animales con respeto, lo que implica nunca lastimar, fastidiar ni quitarles cosas a los perros", agrega el artículo.
Los atacantes caninos incluyeron razas de tamaño grande y mediano, entre ellos el pastor alemán, el pastor mixto y el rottweiler, señaló el estudio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.