Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/17/2012 12:00:00 AM

Perros con lealtad a toda prueba

La semana pasada se conoció la historia de 'Capitán', un perro que desde hace seis años duerme sobre la tumba de su amo. Conozca otros casos de perros que han acompañado fielmente a sus dueños, incluso hasta la muerte.

Cuando su amo decidió dormir la borrachera en las vías de un tren en Kazajistán, el perro Alabai, una antigua raza de pastoreo asiática, decidió acompañarlo. Sin embargo, cuando el silbido del tren le advirtió al can que el peligro se acercaba, y al notar que sus desesperados ladridos no despertaban a su dueño, no dudó en tomar al hombre en sus fauces y lanzarlo fuera del camino. 
 
Desafortunadamente, debido a su gran tamaño, el perro no alcanzó a escapar y el tren lo embistió cercenando la mitad de su cuerpo. Su amo, un hombre de 48 años, aseguró que estaba harto de todo y bebía para soportar la idea de suicidarse; al preguntarle por la suerte del perro, afirmó que “de todas maneras no quería ser salvado”.
 
La fidelidad absoluta de los perros con sus amos aparece comprobada una y otra vez. El mundo enterneció con la historia de 'Capitán', un perro argentino mezcla de ovejero y pastor alemán que custodia desde hace seis años la tumba de su amo. Los empleados del cementerio le tomaron cariño por su dedicación y se encargan de sus vacunas y medicinas, pues llegó cojo olfateando las tumbas hasta encontrar la de su difunto dueño.

 Sin embargo la historia de 'Capitán' no es única. Cuando su dueña murió, 'Kirby', un pequeño Fox Terrier, desapareció de su casa en Atascadero, California. El perro pasó de dueño en dueño, pues tenía la costumbre de escaparse frecuentemente de quienes lo cuidaban, hasta que en julio pasado se descubrió la razón de sus ausencias: 'Kirby' acudía a la tumba de su dueña a varios kilómetros de su hogar adoptivo.
 
Las historias de perros fieles tienen en 'Hachiko' su máximo exponente. El Akita japonés pertenecía a un profesor de agronomía de la Universidad de Tokio y todos los días lo acompañaba a la estación del tren en las mañanas y esperaba su regreso en las tardes. La rutina se mantuvo por cerca de un año hasta que el profesor sufrió un derrame mientras dictaba una clase en la universidad y murió.
 
El perro continuó esperándolo por cerca de diez años hasta que murió de vejez en la estación de Shibuya a donde solía llegar su amo. En honor a su fidelidad la ciudad erigió una estatua de bronce, que aún permanece en el lugar donde se sentaba 'Hachiko', y su historia se hizo popular en el cine con una película inspirada en su historia, filmada en 1987, y múltiples referencias en películas, programas de televisión y hasta canciones alrededor del mundo.
 
Trailer de la versión estadounidense de la pelicula inspirada en 'Hachiko'
 

 

El perro anarquista

Si las historias de perros fieles conmueven, la de 'Loukanikos' asombró por varias semanas al mundo. Durante las protestas desatadas por la crisis económica griega, 'Louk', como también es conocido, estuvo presente en manifestaciones y motines ladrándoles a los policías que trataban de controlar los desmanes.
 
Decenas de fotografías y videos muestran a 'Loukanikos' esquivando gases lacrimógenos, gruñéndole a la policía y enfrentando chorros de agua en medio de los disturbios que sacudieron a Atenas durante el verano del 2010. 

 

 
Por si fuera poco, la historia de 'Louk' podría extenderse en el tiempo debido a que existen algunas dudas sobre si es el mismo perro que apareció durante los disturbios de 2008, también en Atenas, y que en su momento fue conocido como 'Kanellos'.

Lealtad de especie

Sin embargo, la lealtad canina no solo se extiende hacia los seres humanos. Luego del Tsunami que azotó a Japón en marzo del año pasado, un equipo periodístico local recorría la zona del desastre y encontró a un perro mojado y embarrado que intentaba mantener alejados al periodista y su camarógrafo.

Luego de un momento el equipo se percató de que el perro estaba cuidando a otro can que yacía entre el barro y los escombros. Temblorosos los dos canes esperaban ser rescatados juntos.
 


Muchos perros baten la cola felices cuando llegan sus amos, sin embargo esta es solo una pequeña muestra de la lealtad y fidelidad de la que es capaz uno de estos animales por su amo o sus congéneres.

¿Usted conoce algún caso? Participe en la sección comentarios de este artículo o en nuestras redes sociales Twitter, Facebook y Google+.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.