Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/04/10 00:00

Pies descalzos

Una polémica ha generado la tesis de que lo mejor para el cuerpo es hacer ejercicio descalzo. Qué hay de cierto.

Hace varios años un par de tenis servía para todos los deportes. Pero los avances en biomecánica han mostrado que cada actividad deportiva necesita de un tipo de calzado.

La mayoría hace ejercicio con zapatos que cuentan con espuma, cámaras de aire y protección para amortiguar cada paso. Pero para sorpresa de muchos, se está abriendo paso una nueva tendencia de hacer actividad física con los pies desnudos, o casi. Los atletas que han preferido este camino se ven descalzos corriendo maratones, o al menos usando tenis muy sencillos. Vin Lananna, director de carreras de la Universidad de Oregon, dice que cuando sus deportistas entrenan sin zapatos corren más rápido y sin traumatismos. Y es que para los defensores de esta tesis, como Chris McDougall, autor del libro Born to run (Nacido para correr), no hay estudios que apoyen que correr con zapatos ayude a proteger de lesiones. En su página web sostiene que "en las investigaciones recientes los corredores con zapatos sufren un impacto mayor que los que no los usan". Problemas como los relacionados con el tendón de Aquiles y la rodilla se habrían incrementado con este tipo de calzado. Mercer Rang, un ortopedista de Estados Unidos, dice que "los zapatos no hacen más por los pies que lo que un sombrero hace por el cerebro".

Como era de esperarse, la polémica se ha encendido en los círculos deportivos. Muchos rechazan esa tesis y creen que en el mundo de hoy, cuando el piso está lleno de vidrios y basura de todo tipo, ir descalzos puede representar un peligro mayor. Para Juan Carlos González, licenciado en Educación Física, la idea de correr descalzo no tiene asidero científico. "El problema no son los zapatos sino que la gente no los sabe comprar", sostiene. Lo más conveniente, indica, es que la gente se guíe más por la funcionalidad que por la estética (ver recuadro). También argumenta que no hay suficientes datos que prueben que correr descalzo sea mejor. Daniel Lieberman, un biólogo especializado en evolución, le dijo a SEMANA que si bien eso es cierto, "tampoco hay evidencia de que sea malo".El experto dice que al correr descalzo o con zapatos sencillos el cuerpo sufre un impacto más suave pues la presión se da sobre la mitad del pie y no sobre el talón. "La razón por la cual los zapatos para correr tienen cojines en el talón es porque estos obligan a caer sobre esta parte del pie, lo cual no es natural", explica Lieberman. Craig Richards, un investigador de la Universidad de Newcastle, encontró que durante siglos la gente ha corrido largos trayectos usando muy poca protección en los pies sin que ello haya causado problemas. Un buen ejemplo es el de Abebe Bikila, un atleta etiope que ganó descalzo el maratón de los Olímpicos de Roma en 1960.

Stephen Pribut, un podólogo estadounidense, piensa que aunque correr con zapatos no es necesariamente mejor, hacerlo descalzo tampoco es la cura de todos los males. Su recomendación es mantenerse en lo que le ha funcionado. "Si las cosas marchan bien con zapatos, quédese así". Y si va a hacer el cambio, hay hacerlo poco a poco.

A pesar de la polémica, la industria está diseñando zapatos más sencillos para correr. Nike diseñó el modelo Nike Free, un zapato más flexible que simula la experiencia de correr descalzo, mientras que Terra Plana ofrece el Vivo Barefoot, un modelo especial para caminar.

¿Se trata de una moda? Lieberman contesta con un no rotundo. "La moda son los zapatos. La gente ha corrido sin ellos o con calzado muy simple por dos millones de años es mientras que la zapatilla para correr sólo fue inventada hace 40".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.