Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2000/08/07 00:00

Por un pelo

Un estudio realizado en Medellín demuestra que la calvicie es un mal que tiene remedio cuando se ataca a tiempo.

Por un pelo

La calvicie es uno de los problemas de salud que más afecta a los hombres física y sicológicamente. Estudios confirman que quienes pierden su cabello presentan problemas de autoestima, depresión o frustración. En Colombia se calcula que hay 2,5 millones de hombres entre los 20 y los 50 años con algún grado de alopecia. La gran mayoría de ellos creen que para la calvicie sólo sirve la resignación. Pero un reciente estudio realizado en Colombia con 350 pacientes con calvicie androgenética —conocida también como aquella del tipo masculino— demostró que es posible controlarla. La investigación fue realizada por el médico dermatólogo Francisco Eladio Gómez, que usó la droga finasteride de un miligramo en dosis diarias. El médico siguió a los pacientes —cuyas edades oscilaban entre 33 años y 37 años— desde febrero de 1999 hasta abril de 2000. El especialista encontró que al 89 por ciento de ellos se les dejó de caer el pelo. De este grupo, al 66 por ciento les creció pelo de acuerdo con los folículos que aún se mantenían activos. El médico notó también que los hombres respondieron mejor a la droga que las mujeres. En aquellos pacientes en los cuales se asoció el finasteride con una loción capilar de monoxidil al 5 por ciento el crecimiento de cabello fue mayor. En cuanto a efectos secundarios, el investigador observó una queja aislada de disminución de apetito sexual.

Gómez explicó que la sustancia finasteride obstaculiza la acción de una enzima llamada 5-alfa reductasa. Al hacerlo interfiere en el proceso de metabolización de la hormona testosterona en dihidrotestosterona (DHT), que afecta los folículos del cuero cabelludo. Cuando la DHT llega a los folículos éstos empiezan a disminuir. Entonces el cabello se hace más fino y se debilita hasta que se vuelve un vello imperceptible, creando la apariencia de calvicie. El médico afirmó que para lograr los mejores resultados con el tratamiento era necesario tomar acción cuanto antes pues una vez el folículo se ha achicado ya no hay remedio que valga. “Mientras más haya progresado la pérdida de cabello más difícil será revertirla”, dice Gómez. En muchos casos avanzados la única solución puede ser la cirugía de trasplante.

Aunque los resultados persisten después de seis meses de descontinuado el tratamiento el médico opina que es necesario investigar más para ver cómo son sus efectos a largo plazo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.