Miércoles, 22 de octubre de 2014

| 2013/01/29 00:00

¿Por qué es clave apoyar a las mamás en el embarazo?

Expertos señalan que el afecto de los padres es fundamental para que el bebé no sea propenso a enfermedades.

El apoyo emocional empieza desde que el bebé se está formando en el vientre de la madre, pues es la primera impresión que la criatura recibe del mundo que lo rodea. Foto: .

Una de las noticias más importantes e impactantes que una persona recibe en la vida es que va a ser papá. Desde ese mismo instante, las cosas no son iguales y empieza el gran reto de criar a los hijos de la mejor forma para asegurarles un buen futuro. 


Sin embargo, más allá de brindarles lo necesario, lo más importante es darles afecto, especialmente en sus primeros años de vida. Así lo señalan varios estudios en los que se ha comprobado que el apoyo emocional es clave para el aprendizaje, el desarrollo de la memoria y una buena respuesta al estrés.

Se cosecha lo que se siembra. Conductas como la agresividad, hiperactividad, obesidad, depresión y bajo rendimiento escolar son producto de las experiencias que viven las personas en la primera infancia. Así lo ha señalado la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe más reciente acerca de los determinantes sociales de la salud.

El apoyo emocional empieza desde que el bebé se está formando en el vientre de la madre, pues es la primera impresión que la criatura recibe del mundo que lo rodea. La vía emocional es el puente de comunicación entre la mamá y su hijo durante los primeros años de vida. Por lo tanto, si tienen una buena relación desde el principio “será favorable para el bebé y favorecerá el vínculo entre ambos después del parto”, le explicó a Semana.com el psicólogo clínico Hugo Trevisi, quien realiza terapia a parejas durante el embarazo.

También es muy importante que la pareja esté unida y no se llene de miedos y mucha ansiedad para que el bebé no se vea afectado. Por esa razón, si una mamá debe esperar y dar a luz a su hijo sin la compañía de su pareja, la experiencia es muy distinta. Según Trevisi, el rol masculino es importante, pues mientras la madre es encargada de contener física y mentalmente a su bebé, el padre debe ser el mayor apoyo para que ella se mantenga estable.

Todo lo anterior influye en el desarrollo del bebé y aunque parece lógico que criarse en un ambiente acogedor y amoroso es una ventaja, hasta hace poco la ciencia logró demostrar su importancia. Una investigación realizada por un equipo de psiquiatras infantiles y neurocientíficos de la Universidad de Washington y la Escuela de Medicina de San Luis, Estados Unidos, revelaron por medio de escáneres las diferencias entre el cerebro de niños que recibieron cariño y cuidado de su madre y el de otros que presentaban síntomas de depresión.

La diferencia entre el tamaño de uno y otro es impresionante, a tal punto que podría pensarse que la comparación es entre el cerebro de un adulto y el de un niño. El volumen del cerebro de un niño puede ser moldeado por la experiencia y se ha demostrado que un niño que está muy descuidado puede tener una dramática reducción en el tamaño del cerebro.

Como señala Trevisi, “no hay nada más estimulante para el cerebro que el amor. Si hay carencia de afecto esto repercute en la cantidad de conexiones cerebrales, pues este órgano no viene predeterminado sino que depende de la interacción del individuo con el entorno”, señaló a Semana.com.

En el primer año de vida se hacen las conexiones en el cerebro, y si en el segundo y tercero no se usan, se pierden. La región del cerebro que más se ve afectada en este caso es la prefrontal, que según los expertos está relacionada directamente con las características de la personalidad de cualquier individuo.


En principio, los bebés aprenden a hacer cosas más por lo que ven que por medio de palabras o instrucciones. Por eso, si crecen en un hogar donde la agresividad y el maltrato es pan de cada día, seguirán ese camino. Ese es el origen de conductas antisociales y trastornos mentales que sufren algunas personas quienes tienen poco autocontrol de sus emociones.

En conclusión, los padres deben aprender a cuidar y apoyar a sus hijos desde el embarazo, pues es clave para que gocen de buena salud física y mental, y que sean felices.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×