Jueves, 23 de octubre de 2014

| 2013/08/30 00:00

Por qué la Coca-Cola mexicana triunfa en Estados Unidos

La bebida fabricada al otro lado de la frontera es tan exitosa que, en ocasiones, vale el doble.

La Coca - Cola producida en EE. UU. se endulza con sirope de maíz mientras que en México, el ingrediente es azúcar de caña.
;
BBC

Es un secreto que los inmigrantes hispanos conocen desde hace tiempo y que cada vez más estadounidenses están descubriendo: la Coca-Cola producida en México.

Esta bebida, envasada en botella de cristal y con el etiquetado en español, se introdujo en Estados Unidos hace cerca de una década para satisfacer la demanda de los consumidores de origen mexicano en los estados del suroeste del país y poco a poco empezó a comercializarse en otras áreas.

Desde Nueva York a Los Ángeles cada vez son más los seguidores de la Coca-Cola fabricada al otro lado de la frontera, hasta el punto que muchos están dispuestos a pagar por ella el doble de lo que cuesta el refresco producido en EE.UU.

En internet han salido numerosos grupos de fanáticos de esta bebida y es fácil encontrar páginas que detallan los comercios que la venden en cada ciudad.

Pero ¿qué hay detrás de la pasión por la Coca-Cola mexicana?

Azúcar y sirope

La explicación podría encontrarse en el edulcorante que las plantas embotelladoras utilizan a uno y otro lado de la frontera.

Para la Coca-Cola que se fabrica en EE. UU. se usa sirope de maíz mientras que la que se produce en México lleva azúcar de caña.

Aunque la compañía con base en Atlanta asegura que la diferencia no se nota, algunos conocedores dicen que la bebida mexicana tiene un sabor "más natural y completo" que su par estadounidense.

Coca-Cola empezó a utilizar sirope de maíz en lugar de azúcar en EE. UU. a mediados de los años 80, entre otros motivos porque los subsidios gubernamentales que reciben los productores estadounidenses de maíz hacen que el sirope sea más económico.

La portavoz de Coca-Cola Kerry Tressler confirmó que los endulcorantes que se usan en EE. UU. y México son distintos, aunque aseguró que, según las investigaciones que ha realizado la compañía, "las diferencias de sabor son imperceptibles".

"En todo el mundo Coca-Cola utiliza la misma fórmula y en todas partes se puede disfrutar del mismo sabor refrescante. Nuestros productos son producidos localmente en todo el mundo y como resultado de ello, en el proceso de fabricación se utilizan productos que se encuentran en el mercado local", señaló Tressler.

Según explicó Michael I. Goran, profesor de medicina preventiva de la Universidad del Sur de California (USC, por sus siglas en inglés) "la industria de las bebidas utiliza el sirope de maíz para maximizar el sabor y reducir el costo".

"El sirope es más barato y más dulce por lo que las empresas de alimentación lo utilizan más", señaló Goran.

El segundo elemento que diferencia a la Coca-Cola fabricada en México es su envase. La bebida mexicana viene en botella de cristal mientras que la estadounidense se vende en botella de plástico o en lata.

Para los fanáticos del refresco mexicano, el cristal hace que la Coca-Cola tenga mejor sabor, aunque esa percepción subjetiva podría tener algo que ver con la nostalgia.

La Coca-Cola en botella de cristal dejó de venderse en EE. UU. hace años y muchos asocian ese envase con los recuerdos de la infancia y, en el caso de los inmigrantes hispanos, con el país de origen.

"La diferencia se nota"

Sea por el sabor, por la botella o por la nostalgia, lo cierto es que la Coca-Cola mexicana cada vez es más popular, como demuestra el hecho de que las ventas de la embotelladora Arca, compañía que importa el refresco a EE. UU., se incrementaron un 17% el pasado año.

Arca empezó a vender Coca-Cola fabricada en México a distribuidores estadounidenses en 2005 dentro del llamado Proyecto Nostalgia, después de darse cuenta de que los propios inmigrantes hispanos eran los que estaban llevando el producto a suelo estadounidense de manera informal en pequeñas cantidades.

BBC Mundo visitó uno de los negocios de la ciudad de Los Ángeles en los que se vende Coca-Cola mexicana para averiguar qué hace que los consumidores prefieran esta bebida a la producida en EE. UU.

El restaurante Tere’s Mexican Grill abrió sus puertas hace 11 años el barrio de Hollywood y casi desde el principio en él se ha vendido el refresco "Hecho en México".

"Siendo un restaurante mexicano creemos que tenemos que vender productos de México y la Coca-Cola mexicana es muy popular", le explicó a BBC Mundo Roberto, propietario del restaurante junto a su mujer.

"Mucha gente vine porque sabe que tenemos Coca-Cola mexicana. Incluso algunos paran un momento tan sólo para comprar la Coca-Cola y continuar el camino".

"Creo que tiene que ver con la frescura que da la botella de cristal y, por supuesto, con el sabor. Los clientes conocen la diferencia en el azúcar y por eso la compran. El hecho de que sea un poco más cara no les importa", explica.

¿Y qué opinan los clientes del lugar?

"Yo no suelo beber refrescos pero cuando vengo aquí siempre tomo Coca-Cola porque sabe diferente", dice Tim.

Este joven estadounidense asegura que le gusta que venga en botella de cristal, entre otras cosas porque le recuerda a cuando era niño.

Linda Santana y su hija son clientes habituales del restaurante y explican que, además de por la comida que se sirve, visitan el local para tomar Coca-Cola mexicana.

"Mi esposo era de Guadalajara, así que cuando íbamos a México tomábamos la Coca-Cola de allá y al regresar a California buscábamos lugares como la taquería Tere que sirven Coca-Cola mexicana. Sin duda se nota la diferencia", señala Santana.

Parece que la pasión por la bebida estadounidense por excelencia "Made in México" está lejos de ser una moda pasajera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×