Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/2011 12:00:00 AM

Por qué duele cuando nos quemamos con el sol

Científicos británicos descubrieron un compuesto químico en el organismo que provoca el dolor de las quemaduras solares en la piel.

;
BBC
El hallazgo, afirman los investigadores del King's College de Londres, podría conducir al desarrollo de nuevos medicamentos analgésicos.
 
Tal como informan los científicos en la revista Science Translational Medicine (Medicina Traslacional), quizás algún día será posible bloquear esta sustancia con un fármaco para ayudar a tratar a la gente que sufre dolor crónico a causa de enfermedades inflamatorias como la artritis.
 
Se sabe que la exposición a la radiación ultravioleta (UVB y UVA) del sol causa envejecimiento prematuro, cáncer y otros cambios en la piel.
 
Los rayos UVB afectan la capa más superior de la piel y son los principales responsables de las quemaduras.
 
Los investigadores expusieron pequeños parches de la piel de 10 voluntarios a rayos UVB.
 
Se produjeron áreas de piel quemada que con el paso de los días se hicieron cada vez más dolorosas y sensibles.
 
Los investigadores tomaron pequeñas muestras de estos parches para analizarlas y detectar el nivel de cientos de moléculas conocidas que causan dolor.
 
Mediador de dolor
 
Descubrieron lo que, dicen, eran niveles excepcionalmente altos de un compuesto llamado CXCL5.
 
Esta sustancia forma parte de una familia de proteínas, llamadas quimioquinas, que se encargan de "reclutar" a células inflamatorias en un tejido lesionado, lo que provoca el dolor y la sensibilidad.
 
Según los científicos, ésta es la primera vez que se identifica el papel de esta sustancia como mediadora del dolor.
 
Y en pruebas posteriores llevadas a cabo con ratas los científicos descubrieron que un anticuerpo neutralizador dirigido a la CXCL5 redujo la sensibilidad al dolor causada por la radiación UVB.
 
Tal como afirma el profesor Steve McMahon, del Centro Wolfson para Enfermedades Relacionadas a la Edad del King's College, "este hallazgo ha demostrado por primera vez el importante papel de esta molécula particular en el control del dolor durante la exposición a la radiación UVB".
 
"Pero este estudio no se trata solamente del dolor de las quemaduras solares. Esperamos haber identificado un blanco potencial que puede ser utilizado para entender más sobre el dolor y otros trastornos inflamatorios como la artritis y la cistitis".
 
El científico agrega que "me emociona pensar a dónde puede llevarnos este descubrimiento en términos de eventualmente desarrollar un nuevo tipo de analgésico para la gente que sufre dolor crónico".
 
Por su parte, el doctor David Bennett, neurólogo e investigador del Wellcome Trust, que financió el estudio, afirma que "intentamos ampliar este enfoque al estudio de otros tipos de dolor y en particular al estudio de pacientes que sufren dolor crónico con la esperanza de poder acelerar el proceso de pasar de la ciencia a los tratamientos efectivos para los pacientes".
 
Según los científicos, ésta es la primera vez que se identifica el papel de esta sustancia como mediadora del dolor.
 
Y en pruebas posteriores llevadas a cabo con ratas los científicos descubrieron que un anticuerpo neutralizador dirigido a la CXCL5 redujo la sensibilidad al dolor causada por la radiación UVB.
 
Tal como afirma el profesor Steve McMahon, del Centro Wolfson para Enfermedades Relacionadas a la Edad del King's College, "este hallazgo ha demostrado por primera vez el importante papel de esta molécula particular en el control del dolor durante la exposición a la radiación UVB".
 
"Pero este estudio no se trata solamente del dolor de las quemaduras solares. Esperamos haber identificado un blanco potencial que puede ser utilizado para entender más sobre el dolor y otros trastornos inflamatorios como la artritis y la cistitis".
 
El científico agrega que "me emociona pensar a dónde puede llevarnos este descubrimiento en términos de eventualmente desarrollar un nuevo tipo de analgésico para la gente que sufre dolor crónico".
 
Por su parte, el doctor David Bennett, neurólogo e investigador del Wellcome Trust, que financió el estudio, afirma que "intentamos ampliar este enfoque al estudio de otros tipos de dolor y en particular al estudio de pacientes que sufren dolor crónico con la esperanza de poder acelerar el proceso de pasar de la ciencia a los tratamientos efectivos para los pacientes".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.