Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/28/2015 5:50:00 PM

¿Por qué hay personas tan selectivas para comer?

En muchos casos preferir ciertos alimentos no es un capricho, puede tratarse de un trastorno.

;
BBC
Ser muy selectivo al momento de comer también puede tratarse de un trastorno alimenticio y no un antojo.

Esta patología, conocida como “trastorno de la ingesta de alimentación selectiva”, comienza en la niñez y hace que la persona restrinja o evite el ingreso de ciertos alimentos.

Es un trastorno que ha sido reconocido muy recientemente, pues hasta hace poco el rechazo de algunos alimentos era considerado solo como un comportamiento de mala educación o de niños consentidos y caprichosos.

Esta patología ya fue admitida en la última revisión del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales.


Efectos negativos

El trastorno de alimentación selectiva afecta principalmente a niños aunque se puede extender hasta la adolescencia.

Las personas que sufren de este síndrome tienen una gran consecuencia: la deficiencia nutricional. Sobre todo porque los principales alimentos que evitan son aquellos ricos en vitaminas, minerales y fibra como las frutas, legumbres y pescado.

"Si la carencia de los estos nutrientes puede tener efectos negativos en los adultos, en niños mucho más", aseguró Jesús Román, presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (Sedca) a la BBC Mundo.

"El crecimiento está en función del valor calórico y nutritivo de la dieta. También lo está el crecimiento neuronal e intelectual. Un niño que es muy selectivo a la hora de comer tiene un rendimiento académico muy malo. Tendrá un fracaso escolar prácticamente seguro", dice el experto.

Además, indicó el experto, le faltarán muchos nutrientes, tendrá pocas defensas y sufrirá de anemia.

Problema psiquiátrico


Aunque una de las principales consecuencias de este trastorno sea la deficiencia nutricional, Román señala que este síndrome, al igual que la anorexia y la bulimia, es psiquiátrico.

"Es un trastorno psiquiátrico que no se trata nutricionalmente", explicó. "La ayuda nutricional es fundamental sobre todo en casos en los que el paciente necesite una recuperación física, pero el tratamiento es psicológico y psiquiátrico como con la anorexia y la bulimia".

Según expertos en el tema, aunque no exista una causa clara que haga florecer este trastorno, podría haber una relación con los problemas que tenga el niño con sus padres o cuidadores.

Prevención

Un simple "no quiero" o un "esto no me gusta", pronunciado por un niño ante un plato de comida que no le agrada tiene que ser llevado con tranquilidad e inteligencia.

Los menores son grandes imitadores de sus progenitores, así que si los pequeños ven que sus padres son selectivos al momento de comer, seguramente ellos también tiendan a hacer lo mismo.

De ahí, señalan los especialistas, la importancia de insistir desde el principio en incluir en la dieta alimentos de todo tipo (siempre y cuando sean adecuados para las características fisiológicas del niño). Eso evitará problemas nutricionales y de comportamiento en el futuro.

"Comer es un proceso aprendido por lo que para conseguir una correcta nutrición de los más pequeños habrá que armarse de paciencia e introducir los alimentos poco a poco dentro de un ambiente social y familiar", indica Román.

"Es de esta manera que el niño va aceptando poco a poco las diferentes texturas y sabores de los diferentes alimentos".

Con información de la BBC Mundo
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.