Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1990/10/01 00:00

¿ POR QUE MATARON A CHICO...

Dos años después del asesinato de Chico Mendes, el mártir de la ecología en el Amazonas, cuatro libros simultáneos reviven el interés mundial por su caso.

¿ POR QUE MATARON A CHICO...

Francisco Mendes Filho, más conocido como Chico Mendes, fue muerto a balazos en el patio de su casa, en la pequeña población brasilera de Xapuri, el 22 de diciembre de 1988. Mendes murió por defender la que es considerada una de las mayores reservas naturales del mundo, el Amazonas, enfrentándose a los terratenien tes que quieren convertir la selva en pasto para su ganado.
Las repercusiones de este crimen se han vuelto a sentir ahora, cuando han sido lanzados simultáneamente cuatro libros que intentan explicar sus causas.Chico Mendes es considerado por los ecologistas del mundo como uno de sus primeros mártires. Pero mientras la prensa sigue indagando sobre las causas de uno de los asesinatos más sonados en Brasil en los últimos años y campesinos, colonos, ecologistas extranjeros y entidades internacionales han luchado contra la indiferencia del gobierno brasileño que, sólo a regañadientes admitió la necesidad de crear un ministerio encargado de estos asuntos, el proceso contra los asesinos de Mendes sigue estancado.
"The burning season" de Andrew Revkin, "The world is burning" de Alex Shoumatoff y "The decade of destruction" de Adrian Cowell aparecieron simultáneamente en Estados Unidos y Europa. Otro libro, escrito por el novelista brasileño Marcio Souza y publicado varias semanas atrás, indaga también en el misterio que rodea la muerte de Mendes y su obsesión por la defensa de esos árboles milenarios, que durante años han sido talados y convertidos en pulpa.
Lo que añade mayor dimensión, humana, política y social a este caso es que Mendes no defendía sólo los árboles. También se encargó de luchar por los campesinos, cultivadores y recogedores de caucho, que estaban siendo lanzados de sus pequeñas parcelas y a quienes organizó en sindicatos que pusieron freno a los desmanes. Su asesinato no sorprendió a nadie porque en cinco ocasiones anteriores había escapado de atentados.
Los cuatro libros intentan aportar mayor información sobre un caso que, durante estos dos años ha sido objeto de una auténtica rapiña por parte de productores, directores y guionistas de cine, interesados en hacer películas o series de televisión con este personaje que era una especie de Robin Hood del Amazonas. Desde productores como David Puttman, John Peters y Peter Gruber, pasando por Robert Redford hasta empresarios brasileños han pactado con las dos viudas de Mendes y sus herederos ideológicos, con el fin de filmar o grabar la apasionante historia de este hombre obsesionado con la naturaleza y la libertad.
Mendes nació el 15 de diciembre de 1944. A los 17 años aprendió a leer y escribir con los artículos de los periódicos que llegaban a su pueblo con tres meses de atraso. Euclides Fernández Tavora, una de las leyendas del sindicalismo y la revolución en Brasil, fue su maestro. Le inculcó el amor por los árboles y sobre todo por la Amazonía, uno de los pocos pulmones del planeta.
Todo funcionaba bien hasta 1969 cuando el gobierno brasileño puso en marcha el Plan Nacional de Integración, por medio del cual se autorizaba a todo el que lo quisiera, a viajar e instalarse en esa reserva natural, colonizar, edificar, criar ganado. En una palabra, acabar con los bosques, mientras entidades extranjeras como el Banco Mundial, financiaban la construcción de una moderna autopista que partía en dos el corazón de la selva.
Los incendios eran provocados todos los días, los árboles talados y los caucheros desalojados porque los rancheros querían sólo criar ganado de raza. En 1975, Chico Mendes inició su movimiento. Enseñó a los campesinos a defender sus derechos, les inculcó la necesidad de proteger los bosques. Llegó incluso a encadenarse con hombres, mujeres y niños frente a los buldózeres para impedir la destrucción. Llamó la atención de los ecologistas del mundo entero,para mostrar el daño irreparable. Y se convirtió en el enemigo número uno de los depredadores. Darci Alves, nieto de uno de los grandes colonizadores, lo esperó en la oscuridad. Cuando Mendes salió al patio de su humilde casa, lo mató con una escopeta. Darci, de 21 años, apareció varios días después y confesó su crimen ante las autoridades.
Comenzó entonces la leyenda de Chico Mendes. La leyenda en la que caben los cuatro libros que están circulando, los documentales, las películas que se están haciendo y la forma como ambas viudas manejan la celebridad de su esposo. Sin embargo, los ecologistas del mundo entero no entienden todavía porqué mataron a Mendes si sólo quería defender unos árboles milenarios.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.