Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/2/2017 9:51:00 PM

¿Por qué no tengo pareja?

Esta es una de las búsquedas más frecuentes en Google. Aunque el buscador ofrece más de un millón y medio de resultados, la respuesta es más complicada de lo que parece.

Google se ha vuelto el oráculo de todos y a diario millones le preguntan desde cómo hacer para quitar una mancha de grasa en la camisa hasta preguntas trascendentales y difíciles de responder como esta: ¿Por qué no tengo novia? De acuerdo con voceros del buscador, esa inquietud ha tenido un incremento de 50 % frente al año 2015, lo que indica que hay una generación de personas que tienen dificultad para conseguir a su media naranja.

Se trata de una paradoja, pues en una época en la que existen redes sociales como Facebook, Whatsapp, Tinder e Instagram, cualquiera apostaría a que es más fácil comunicarse y encontrar una relación sentimental a través de ellas que en otras épocas. Las plataformas digitales para conocer pareja cuentan con algoritmos que en segundos conectan a quienes tienen aficiones en común y les facilitan concretar una cita sin compromiso.

Puede leer: ¿Por qué hay personas que superan la ‘tusa‘ más rápido que otras? 

Pero la evidencia de Google es irrefutable y la pregunta es por qué la búsqueda de pareja no es tan fácil para los jóvenes hoy. Dos investigaciones podrían dar pistas. La primera de ellas es un estudio demográfico realizado en Japón en el que se encontró que más del 40 % de los solteros menores de 34 años jamás había tenido relaciones sexuales. De hecho, siete de cada diez hombres no casados de esta edad ni siquiera ha tenido una relación con alguna mujer, situación que despertó las alarmas del gobierno nipón.

El otro estudio fue hecho en Estados Unidos y arrojó un resultado similar. Según el trabajo realizado por los psicólogos estadounidenses Jean Twenge, Ryne Sherman y Brooke Wells, con datos de la Encuesta Social General, que se realizó entre los años 1989 y 2014. Al comparar las diferencias en la actividad sexual a través de categorías como género, raza, nivel de educación, región y frecuencia en la que iban a misa, observaron que sólo el 7 % de los adultos jóvenes de 20 a 30 años tiene relaciones sexuales con una frecuencia de dos a cinco veces por semana. Por otro lado, el 49 % de los encuestados afirmó que no han tenido un encuentro sexual con una persona en los últimos tres meses. A pesar de los múltiples avances en materia de derechos sexuales y reproductivos, los adultos de hoy comienzan su vida sexual tarde, a edades que coinciden con las de los nacidos durante la década de 1920.

Le recomendamos: Los enemigos de la sexualidad

La explicación de este fenómeno no es fácil. Algunos creen que la inmersión tecnológica ha influido negativamente en la búsqueda de una relación sentimental. “Las redes sociales y este tipo de aplicaciones terminan dándole mucha importancia al aspecto físico y eso puede dejar a gran parte de la población al margen de tener una relación”, explica Twenge, psicólogo y líder de la investigación.

Para la psicóloga Carolina Guzmán, terapeuta y experta en relaciones de pareja, “lo fácil es señalar los avances tecnológicos, pero el verdadero problema está en que las generaciones de hoy han perdido sus habilidades comunicativas”. La experta considera que una de las características de estas nuevas generaciones es la priorización del yo sobre los demás, una opinión que es compartida por los investigadores norteamericanos autores del estudio mencionado. “La razón por la que a los jóvenes de hoy les cuesta tener una relación no está en la tecnología sino en la visión del mundo que tienen, uno en el que deben pensar primero en sí mismos y luego en los demás”, indica la psicóloga. El no involucrarse demasiado es otra de las grandes características de los jóvenes adultos de hoy y eso sucede por la necesidad de los millenials de “no perder tiempo”, como lo explican los autores del estudio.

Consulte: Malas noticias: los opuestos no se atraen

Pero entonces, si la idea es enfocarse en sí mismo, ¿por qué las personas insisten en la búsqueda de otra persona? Para Carolina Guzmán la razón está en la naturaleza de los seres humanos. “A pesar de que las personas hoy no deseen involucrarse en una relación, lo cierto es que los individuos tienen la concepción de la pareja bien arraigada en sus genes. Es algo atávico, algo que viene con nosotros”, explica la experta. Y de ahí la necesidad de algunas personas por buscar respuestas a su soledad. Y ningún sitio mejor que internet para que las nuevas generaciones la encuentren. “Con la pregunta, usted mismo se responde. Es por sus pobres herramientas sociales y, como resultado de eso, su baja confianza en sí mismo”, fue la dura respuesta de una usuaria a alguien que hizo esa pregunta en Quora.com, un sitio web para lanzar preguntas y entender mejor el mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.