Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/10/03 21:17

Alarma por embarazos en adolescentes en la sabana de Bogotá

Así lo revela un estudio del Observatorio Sabana Centro Cómo Vamos que recogió datos de 11 municipios aledaños a la capital.

La afectación para la salud y la vida laboral o educativa de la madre adolescente es evidente. Foto: Pixabay

El embarazo adolescente es una preocupación para las autoridades y los investigadores de universidades que ven con intranquilidad cómo, a pesar de las campañas, la reducción de las cifras es mínima.

Así lo demuestra un estudio del Observatorio Sabana Centro Cómo Vamos de la Universidad de la Sabana, el cual tomó datos de 11 municipios: Chía, Cota, Cajicá, Gachancipá, Cogua, Nemocón, Sopó, Toncancipá, Tabio, Tenjo y Zipaquirá.

Consulte: “La educación sexual es efectiva”

La universidad encontró registros de 2.415 nacimientos de mujeres entre los 15 y 19 años en el periodo correspondiente al 2014 y el 2015. La preocupación se hace aún mayor debido a que el reporte señala que en ese mismo periodo se presentaron 44 nacimientos en menores de 10 a 14 años. Un hecho que implica incluso responsabilidades penales.   
 
Los datos del informe del Observatorio también demuestran que aunque ha habido una reducción del porcentaje de embarazos en este grupo poblacional, esa disminución es mínima. Mientras en 2014 se presentaron 1.274 embarazos, en 2015 la cifra se redujo a 1.141. Una tasa de 53 casos por cada 1.000 mujeres.

Le puede interesar: Mujeres sin apéndice son más fértiles

Los datos son contundentes y la afectación para la salud y la vida laboral o educativa de la madre adolescente es evidente. Se han documentado los problemas de salud como cáncer de cuello uterino.

A estos problemas se suman la “mayor probabilidad de mortalidad en la niñez, la prematurez, el bajo peso al nacer y la presencia de complicaciones durante el parto”, se lee en el informe.

Le sugerimos: La cesárea y el riesgo de obesidad

Además de esos riesgos evidentes, las mujeres adolescentes también se privan de un desarrollo personal por la crianza que deben hacer de sus hijos. Por lo general, las madres en edades tempranas no obtienen trabajos de calidad y no acceden a servicios educativos de nivel superior.

¿Qué hacer? Es la pregunta de los académicos. Los investigadores recomiendan a las administraciones municipales de la zona poner énfasis en políticas de salud en estos casos. “Las autoridades deben enfocarse en campañas de prevención para que se pueda mitigar el problema”, dice el director del Observatorio, Juan Carlos Camelo.

Podría consultar: Las mujeres embarazadas sí tienen protección

Por ahora señalan que se debe dar continuidad a estrategias que ya vienen en curso, y “promover proyectos de vida para los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en edades entre 6 y 19 años”, puntualiza el informe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.