Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/09/05 09:31

“Me extirparon el ovario para prevenir el cáncer”

Muchas mujeres, como Angelina Jolie, han decidido extraer algunos órganos para prevenir tumores.

Más de 800 mujeres mueren al año por cáncer de ovario en Colombia.

El cáncer de ovario es difícil de diagnosticar. Por ser un tumor que crece silencioso, sin dar síntomas concretos, casi siempre se detecta cuando ya está avanzado. Como si lo anterior fuera poco, es bastante agresivo. En algunos casos, este tipo de tumor tiene una base genética, como sucedió en el caso de la actriz Angelina Jolie. Ante ese riesgo aumentado ella decidió quitarse esos órganos. Como Jolie, muchas otras mujeres están optando por este tipo de medida. Semana.com. habló con Tatiana Rodríguez, una joven que a sus 20 años le extirparon  uno de sus ovarios para prevenir un cáncer, enfermedad que mató a su mamá.

Semana.com: Es muy joven… ¿cuándo empezó todo este proceso?

Tatiana Rodríguez: Mi periodo era irregular, a veces me llegaba un mes y otro no, o dos veces el mismo mes, acompañado de unos cólicos terribles. Fui al ginecólogo y me mandó mi primera ecografía y en los resultados me salió que tenía un quiste. Estaba en riesgo pues tengo antecedentes ya que mi mamá murió de cáncer a los 38 años.

Semana.com: ¿Cómo descubrieron que debían quitar el ovario?

T.R: En una de las ecografías me salió que tenía una bolita en el ovario izquierdo. Fui a donde la ginecóloga y me dijo que era una bolita de agua sangre normal y se quitaría con el tiempo. También empecé a ir porque los cólicos que me daban eran muy fuertes. Después de unos cuatro meses fui a otro ginecólogo y él me dijo que se me había crecido la tal bolita y que no era agua sangre, sino un quiste. Tenían que sacarlo para estudiarlo y ver si era benigno o maligno.

Semana.com: ¿Qué pasó después?

T.R: Me hicieron la cirugía y luego llevaron la muestra a patología. Determinaron que el quiste era borderline, es decir, que no saben si en determinado tiempo se va a volver malo o no. Por la historia de mi mamá se creería que el quiste se iba a volver malo. Entonces consulté otro médico y él me dijo que como era borderline tocaba sacar el ovario porque el quiste ya estuvo ahí y existía el riesgo de que volviera a salir ahí o en la trompa. Entonces me quitaron el ovario y la trompa, para prevenir que en algún momento se volviera a reproducir el quiste ahí o en las partes cercanas.

Le recomendamos leer: ¿El cáncer tiene cura?

Semana.com: ¿Cuáles son los exámenes que tienen que hacerle?

T.R: Me empecé a hacer controles de ginecología muy temprano por lo de mi mamá. Me empecé a hacer ecografías en la parte pélvica y me hago controles de seno desde 2009.Es lo primero que los médicos recomiendan.

Semana.com: ¿Cuáles precauciones debe tomar en adelante?

T.R: Desde que me operaron estoy tomando pastillas anticonceptivas para que me regulen el periodo. Por otro lado, me han dicho que no se disminuyen las posibilidades de tener hijos por ahora. Aunque, según el médico, lo más probable es que yo no pueda tener hijos después de los 27 años. Tengo que estar en controles frecuentemente.

Semana.com: ¿Ya no tiene riesgo de desarrollar cáncer?

T.R: Estuve en control con un genetista que me hizo un examen genético. Como mi mamá falleció tan joven y yo ya tuve un quiste, quería saber si tengo probabilidad de sufrir de cáncer de seno en algún momento. La prueba salió negativa. Hay otro examen, el de los 25 genes, que es más preciso porque dice si voy a tener o no cáncer. Ese fue el que se hizo Angelina Jolie.

Semana.com: ¿Y ese cómo salió?

T.R: No me lo pudieron hacer porque la EPS no lo autorizó, por su costo y, según ellos, porque no es tan necesario. Pero yo pienso que si es necesario por mis antecedentes. El examen es muy costoso para hacérmelo por aparte porque se envía la sangre a Estados Unidos para el análisis.

Le sugerimos leer: Estamos más cerca de la cura del cáncer

Semana.com: ¿Cómo tomó la noticia de que debían extirparle un ovario tan temprano?

T.R: La primera operación, la del quiste, me dio susto de que me intervinieran. Mi papá era quien me acompañaba a las citas médicas y me daba tristeza y desesperación que él volviera a pasar por eso que ya había vivido con mi mamá. En la segunda operación, que fue la extirpación, me indispuse porque fueron dos cirugías en menos de seis meses. Me sentía horrible. Por lo de los hijos no me dio duro porque yo no estaba en mis planes de vida  tener un hijo antes de los 27 años.

Semana.com: Ahora, ¿qué piensa al respecto?

T.R: Eso es cosa de Dios. Si se da que pueda tener un hijo después de los 27 está bien, pero si no sucede no es algo que me frustre o algo.

Le puede interesar: ¿Cómo detectar el cáncer de piel?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.