Martes, 21 de octubre de 2014

| 2013/08/06 00:00

Primer marcapasos para reflujo esofágico en Colombia

En julio se implantó el marcapasos en el Hospital Universitario San Ignacio. Es el primer sitio en el país que lo realiza y el segundo en América Latina.

. Foto: .

La enfermedad por reflujo gastroesofágico es una condición que aparece en muchas personas en Colombia y en el mundo. El reflujo, como es conocido popularmente, se manifiesta principalmente con agrieras y acidez. Buena parte de los pacientes mejoran considerablemente de los síntomas con medicamentos ampliamente disponibles, pero una porción de los afectados no responden completamente a las medicinas o no están satisfechos con los fármacos y por ello en muchos centros de investigación alrededor del mundo se prueban constantemente nuevos tratamientos que resuelvan los problemas de estos pacientes. De hecho, algunas personas son operadas del esófago para mejorar los síntomas y si bien las terapias innovadoras incluyen cirugías endoscópicas, menos invasivas, los resultados aún no son buenos. 

En el Hospital Universitario San Ignacio adscrito a la Universidad Javeriana se realizó, el 2 de julio de 2013, el primer implante de marcapaso en Colombia para una paciente con reflujo gastroesofágico, siendo el primer sitio en el país y el segundo en América Latina, dentro del marco del estudio científico internacional. Un grupo de cirujanos y gastroenterólogos, junto con científicos estadounidenses y chilenos, llevó a cabo el procedimiento en una señora que presentaba un reflujo gastroesofágico que afectaba su diario vivir y dormir, pues permanecía con síntomas digestivos y respiratorios que impedían su desempeño. Luego de menos de una hora de cirugía la paciente se recuperó satisfactoriamente saliendo al día siguiente para su casa. Dentro de los controles posteriores era notoria la satisfacción y mejoría de la paciente y pudo suspender todos los medicamentos para reflujo que había tomado durante muchos años. 

Un grupo de investigadores de Israel y de Estados Unidos desarrolló un marcapaso implantable en el abdomen que promete ser una terapia menos invasiva y revolucionaria en el tratamiento del reflujo. Estos investigadores diseñaron un pequeño aparato que lleva el paciente en una pequeña bolsa en la pared abdominal y va conectado por unos cables finos o electrodos a la unión del esófago con el estómago, realizando allí una estimulación eléctrica de baja intensidad que fortalece la actividad normal del esófago, dándole mayor presión, lo que redunda en menos reflujo y por tanto en menos síntomas para el paciente. Los investigadores, junto con médicos de América Latina y Europa están realizando un estudio científico a nivel internacional que evalúa los resultados del marcapaso implantable en los enfermos de reflujo y los resultados han sido, hasta ahora, muy satisfactorios. La mayoría de personas reportan una notable mejoría de sus síntomas, su calidad de vida se restablece y tienen menor o ninguna necesidad de medicamentos tomados. 


Esta nueva modalidad de tratamiento está aún bajo investigación y aunque ya fue aprobada por la Comunidad Europea y el INVIMA, aún está pendiente el visto bueno de la FDA, la Agencia Federal Estadounidense que controla los dispositivos médicos y fármacos en Estados Unidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×