Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/4/2012 12:00:00 AM

Princesa derrochadora y mala paga

La esposa repudiada del heredero de Arabia Saudí intentó abandonar un hotel en París con una deuda de seis millones de euros. La práctica es recurrente en la monarca.

Entre los dueños de las tiendas parisinas de grandes marcas es conocida la mala fama de la princesa saudí de Maha al-Sudairi, príncipe heredero del reino saudita Nayef Ben Abdel Aziz, por su costumbre de hacer compras y no pagar. Cuentan que entre sus prácticas más habituales resalta entregar cheques sin fondos o endeudarse con pagos a cuotas que nunca cumple.
 
El más reciente caso de embaucamiento que conoció la opinión pública francesa, fue su intento por retirarse de un lujoso hotel Shangri-La de París, sin pasar por caja, después de haber permanecido alojada en la séptima planta del hospedaje por más de 6 meses, con su comitiva. Con antelación había acordado pagar 20 mil euros cada noche, por las 41 suites y habitaciones que ocupaban. El monto de la factura ascendía a 6 millones de euros.

Según reseña el diario Le Parisien, eran las 3.30 de la madrugada del viernes cuando Al-Sudairi intentó salir con toda discreción del hotel Shangri-La, situado en la Avenida de Iena y con vistas a la Torre Eiffel, acompañada por unos 60 miembros de su servicio particular, cargados con decenas de maletas, pero sin hacer el check-out en la recepción.

El personal del hotel, alertado ya de la fama de morosa de la princesa, interceptó a la comitiva, llamó la policía y a la embajada saudí. El director del hotel, Alain Borger, negó a la prensa que hubiera tenido problema alguno con esta cliente y no ha reconocido impagos de ningún tipo.

En 2009 la princesa ya fue noticia cuando tuvo que atrincherarse en su suite del George V, otro lujosísimo hotel parisino, donde los comerciantes furiosos por sus impagos se sucedían para cobrarle. Entonces, la factura de deudas acumuladas se estimaba en unos 15 de millones de euros, de los cuales solo una parte ha sido reembolsada al día de hoy.

También se supo que  la firma de ropa Key Largo recurrió a la justicia para obtener el pago de 89.000 euros, que le adedudaba la princesa, después de haber conseguido por la vía diplomática recuperar unos 50.000.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.