Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1992/08/24 00:00

PURA PANTALLA ?

Varias nuevas dolencias son fruto del trabajo continuo frente a un terminal de computador.

PURA PANTALLA ?

DESDE QUE LA informática se convirtió en una herramienta indispensable para el desarrollo de cualquier actividad, las quejas de los trabajadores también hicieron su aparición. En primer lugar, porque la sistematización reemplazó en muchos casos la labor cotidiana de varios empleados, quienes pueden llegar a "sentirse desplazados por las máquinas". Este efecto sin embargo es muy díficil de evitar, pues cada día más los procesadores se connvierten en una herramienta indispensable en cualquier empresa.
Pero más que el "desplazamiento", pueden ser las malas condiciones de trabajo la que produzca efectos negativos en los operarios. Como explica el doctor Leonardo Briceño, jefe de la Sección de Medicina del Trabajo de CASO, la forma de la pantalla, la ubicación del teclado, la altura de la mesa, la buena o mala iluminación, la temperatura ambiental, el exceso de ruido son parte de las condiciones ambientales que han sido reglamentadas con una serie de normas mínimas de seguridad y salud. "Toda empresa debe tener en cuenta estos aspectos para que los trabajadores no presenten padecimientos en su salud física o sicológica".
Según los especialistas, quien trabaja varias horas al día frente a un computador se expone a una radiación que, aunque segura, debe minimizarse ya que a los campos electromagnéticos se les ha culpado de algunos problemas, entre ellos, de inducir al aborto. Preocupados por esto, el Centro de Atención en Salud Ocupacional (CASO) del Instituto de Seguro Social recomienda unas normas mínimas para evitar algo de la radiación producida por los computadores. Esta recomendación es la de ubicarse al menos a 90 centímetros de la pantalla.
Además de ese riesgo se ha observado que algunos operadores pueden sufrir cataratas o problemas de visión. Algunos de estos están directamente relacionados con el tamaño de los carácteres, pues cada vez estos se hacen más pequeños para dar mayor cantidad de información en el mismo espacio. También influyen los efectos intermitentes, debido al agotamiento de la luz de fósforo en la pantalla. La luz del lugar donde se trabaja debe estar a la mitad del nivel general para que no haya reflejos intensos.
El mayor dolor que padecen los oficinistas se debe, sin embargo, al manejo del teclado del computador y de sus aditamentos. Esto produce el llamado síndrome de túnel carpiano o engrosamiento de los ligamentos que sirven de apoyo a la muñeca. Además se manifiesta en el adormecimiento de la mano, y sensaciones de frío o calor excesivos por los cambios de circulación. Pero las molestias no se limitan a la mano o a la muñeca, según los estudios, es frecuente que los trabajadores de computador padezcan dolores musculares y óseos por la posición de la silla o la mesa. Esto sin contar con los síntomas de fatiga crónica, por permanecer muchas horas en una misma posición y que pueden traducirse en insomnio, dolor de cabeza, indigestión o pérdida del apetito.
El hecho es que la sistematización abarca cada vez a un porcentaje más alto de trabajadores del país. No obstnte, el código laboral colombiano no posee ninguna ley que proteja a las personas que trabajan frente a un computador.
EL MES DEL CEPILLO
LA PLACA bacteriana y la gingivitis son las dos afecciones principales a nivel de salud oral en los colombianos, señala un estudio reciente realizado por la firma Colgate Palmolive. La compañía emprendió hace dos meses la campaña con el objetivo de solucionar este tipo de problemas causados por una rutina oral deficiente o inadecuada que afecta especialmente a la población joven del país. Apoyada en estudios científicos, la compañía hace énfasis en la recomendación de cambiar cada tres meses el cepillo de dientes, pues el desgaste hace que pierda efectividad, y en preferir los de cerdas redondeadas, que evitan los traumatismos en las encías.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.