Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/19/2016 10:58:00 AM

¿Qué comer para mejorar la productividad laboral?

Según un estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo la mala alimentación reduce hasta un 20% la productividad laboral.

No solo basta con contar con tecnología de punta, buenas instalaciones y un número adecuado de empleados, también es necesario que los trabajadores se encuentren correctamente alimentados y que sigan un modelo nutricional que permita mejorar su buen desempeño laboral.

Según un estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo la mala alimentación reduce hasta un 20% la productividad laboral además de aumentar la obesidad y el sedentarismo entre los trabajadores.

Y la situación particular en Colombia es más preocupante. De acuerdo con el indicador de productividad laboral 2014 del Conference Board Total Economy, los empleados colombianos tienen uno de los más bajos promedios de productividad laboral.

Entre la dinámica laboral y el estrés diario es común que no se preste atención a los alimentos que se consumen, lo que ocasiona un bajo rendimiento laboral entre los empleados y una disminución en la productividad diaria, así como una sensación de menor satisfacción dentro del trabajo. 

Frente al tema, Adriana Ruíz, Coordinadora del Programa Equilíbrate de Sodexo Colombia, opina que “establecer adecuados hábitos nutricionales es importante para el buen desempeño laboral, esto acompañado de actividad física frecuente, mejora el rendimiento y ayuda a incrementar la productividad en las empresas. Es vital que los trabajadores incorporen una dieta saludable como estilo de vida, que contenga cereales, frutas, verduras, proteínas, leguminosas, frutos secos, etc.”.

Ruíz recomienda algunos alimentos que pueden contribuir con un buen desempeño laboral:

Cereales integrales: Los cereales aportan carbohidratos, vitaminas, minerales y fibra que aportan la energía necesaria para desempeñar las diferentes labores y mantener un buen funcionamiento intestinal.

Fruta: Este tipo de alimento aporta vitaminas, minerales y fibra necesarios para que el trabajador tenga un buen estado nutricional y de salud. El banano es buena fuente de energía y potasio necesaria al momento de desempeñar nuestro trabajo.

Verduras: La espinaca ayuda a disminuir el estrés y estabilizan el estado de ánimo en los trabajadores.

Carnes: Estos alimentos son ricos en tirosina, lo que permite mantener una buena productividad laboral durante el día, pues ayudan a regular nuestro estado de ánimo y al adecuado funcionamiento del sistema nervioso central.

El salmón, las sardinas y el atún: aportan ácidos grasos omega3 que ayudan a mantener al trabajador activo, protegido de enfermedades cardiovasculares, además favorecen el funcionamiento del sistema inmunológico.

Frutos secos: Nueces, almendras y avellanas son ideales para que los empleados puedan mantenerse activos durante el día, ya que su aporte de omega 3 contribuye a mantener la mente ágil y saludable.

Un informe realizado por Organización Mundial de la Salud indica que las grasas deberían representar entre el 15 % y el 30 % del consumo diario; las grasas saturadas deben constituir menos del 10 % de ese total. Los carbohidratos deben ser entre el 55 % y el 75 % del consumo diario, las proteínas necesitan aportar entre el 10 % y el 15 % de las calorías, y la sal debe limitarse a menos de cinco gramos por día. El consumo de frutas y hortalizas requiere un importante incremento hasta alcanzar por lo menos los 400 gramos al día.

El viejo refrán “somos lo que comemos” cobra sentido en este tipo de situaciones. Si lo que buscamos es mejor calidad y productividad laboral, la comida no es un asunto menor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.