Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/10/25 23:34

La enfermedad que hace supurar la piel

La hidradenitis supurativa es una afección dermatologica rara y crónica que sufren entre el 1% y el 4% de la población. Sus causas se desconocen pero hay tratamiento para controlarla.

Joven que sufre de hidradenitis supurativa. Foto: Piramicasa

Picazón, ardor, calor, escozor y dolor en la piel son algunos de los síntomas de la hidradenitis supurativa, una enfermedad que además de ser poco conocida es de difícil diagnóstico y tratamiento. Se trata de una afección inmunológica que se manifiesta a través de abscesos, forúnculos, llagas o nódulos dolorosos, sobre todo en zonas donde hay roce de piel como las axilas y la ingle. También aparecen comúnmente en los glúteos. El nobel de literatura Gabriel García Márquez la padecía.

Esta enfermedad puede ser leve, y en esos casos aparecen nódulos o abscesos aislados que al cabo de unos 7 días desaparecen, pero que deben tratarse para que no lleguen a ser moderados, que es cuando esos nódulos empiezan a aparecer de manera más recurrente y dejan cicatrices. En casos severos, se presentan múltiples fístulas y abscesos interconectados que pueden segregar pus.

Además de ser dolorosa, quienes padecen esta afección enfrentan un problema adicional: el aislamiento social debido a que con frecuencia se deprimen porque cuando esos abscesos explotan la ropa suele mojarse por el pus y generar mal olor. “Te sientes sucio todo el tiempo. Literalmente sudas pus”, cuenta Eduardo, quien fue diagnosticado con este mal.

La hidradenitis supurativa suele manifestarse en adultos alrededor de los 20 años, aunque puede aparecer a cualquier edad. La prevalencia es mayor en las mujeres, en personas que fuman y que sufren de obesidad. No se sabe a ciencia cierta que la produce pero se cree que esta relacionado con factores hormonales y genéticos, aunque el estilo de vida poco sano, como tener sobrepeso y el tabaquismo también influyen en su aparición.

No se conocen las cifras exactas de cuántas personas sufren de esta enfermedad, pero según la Sociedad Argentina de Dermatología, en Latinoamérica más de 6 millones de personas podrían tenerla y no lo saben. Por su parte, los números en Colombia tampoco son claros, pero se estima que es un padecimiento que afecta a tantas personas como la psoriasis.

La falta de información sobre esta enfermedad hace que un diagnóstico correcto pueda tardar hasta 8 años. Como explica el médico cirujano y dermatólogo, Fernando Bulla, “es una enfermedad que no tiene dueño, y como muchas de las personas no acuden por vergüenza o los médicos no la diagnostican fácilmente. Es difícil identificarla”, dice y se asocia con frencuencia a enfermedades de la piel como el acné.

El hecho de que sea subdignosticada es el principal obstáculo para que quienes sufren de H.S. puedan acceder a un dictamen temprano, y es el paso clave para no dejar avanzar la enfermedad. “Hay diagnósticos erróneos y por lo tanto tratamientos que en la mayor parte de los casos no son efectivos”, explica Alberto Lavieri, médico dermatólogo de la Sociedad Argentina de Dermatología.

Hasta el momento la enfermedad no tiene cura. Sin embargo, los tratamientos aprobados están dirigidos a disminuir los efectos, sobre todo, de los casos severos tales como el dolor, la inflamación y a mejorar la calidad de vida de los pacientes. “Ya contamos en varios países con el primer tratamiento específico para la hidradentirtis supurativa que nos provee una herramienta terapéutica para brindarle a los pacientes una alternativa eficaz y segura para que puedan alcanzar una buena calidad de vida”, concluye Lavieri.

Los especialistas aseguran que el diagnóstico temprano es necesario para tratar a tiempo esta enfermedad. Por ello, es importante que ante la aparición recurrente de algún nódulo se acuda directamente al dermatólogo, quien puede diferenciar este mal de otras enfermedades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.