Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/22/2015 4:45:00 PM

Doctor Castro: ¿qué es la rosácea?

El Doctor Castro* resolverá sus dudas sobre temas médicos, psicológicos o sexuales en este espacio.

Doctor Castro: siempre he tenido la cara muy roja, el médico me dijo que podía ser rosácea pero no le entendí  muy bien qué es. Quisiera que me explicara que es esa enfermedad y, ¿por qué me dio? ¿Se la puedo contagiar a mi hijo? Gracias.

Adriana, 35 años.


La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que se caracteriza por episodios recurrentes de enrojecimiento, inflamación y aparición de pápulas o pústulas en la cara que puede llegar a producir fibrosis de la piel. Generalmente el paciente tiende a sonrojarse con facilidad, incluso cuando no hay  causa aparente, y lentamente este enrojecimiento se va esparciendo por la nariz, mejillas, mentón y frente. Como dato curioso, esta enfermedad es la causante de la característica piel de Bill Clinton y también la padecía la princesa Diana de Gales.

Inicia generalmente hacia los 30 años pero puede presentarse a cualquier edad e inclusive en niños. La literatura médica describe que afecta más a las mujeres blancas y rubias. Sin embargo se puede presentar en pacientes de cualquier raza. La causa es desconocida hasta el momento pero se sospecha que hay factores genéticos fuertemente asociados ya que los pacientes generalmente tienen familiares cercanos también afectados. Se piensa también que los pacientes con rosácea tienen una piel que reacciona de manera exagerada a los estímulos producidos por el medio ambiente, lo que produce los síntomas. Otros estudios la han asociado a la infección por Helicobacter Pylori, la bacteria que vive en el estómago y se asocia a gastritis, úlcera péptica y cáncer de estómago. Hay que aclarar que esta enfermedad no es contagiosa y no se transmite por contacto de persona a persona.

Los pacientes generalmente presentan enrojecimiento de la cara, y se pueden ver los vasos sanguíneos rotos cerca de la piel (telangiectasias), erupciones, pápulas o pústulas similares al acné (acné rosácea), engrosamiento marcado de la piel que puede terminar en fibrosis y en algunos casos puede afectar los ojos. Estos síntomas pueden ir asociados a una baja autoestima y alteraciones importantes en la calidad de vida.

El diagnóstico de la rosácea se hace observando las lesiones y haciendo una buena historia clínica. En general no se necesita ningún otro examen complementario, aunque el médico puede solicitarlos si desea descartar otras enfermedades. Idealmente se debería consultar con un dermatólogo para confirmar el diagnóstico y de ser necesario con un oftalmólogo si los ojos se ven afectados por la enfermedad.

El tratamiento depende del tipo de lesiones que tenga el paciente. Estos tratamientos pueden ir desde emolientes y cremas con antibiótico, antibióticos orales, isotretinoina a dosis muy similares a las que se usan para acné hasta tratamientos más especializados para las lesiones severas como cirugía láser, dermoabrasión o electrocauterización. De ser necesario se recomienda apoyo también por parte de profesionales de salud mental en caso de que haya ansiedad o depresión causada por la enfermedad.

Los pacientes con rosácea deben consultar al médico lo antes posible para iniciar tratamiento y evitar la progresión de la rosácea. No deben medicarse por iniciativa propia ya que en ocasiones los tratamientos de fórmula libre pueden empeorar el cuadro clínico. Se debe evitar el alcohol, las bebidas calientes y las temperaturas extremas. Se debe usar protector solar todos los días y lavarse la cara con agua tibia. Es muy importante que el mismo paciente descubra qué causa sus episodios de rosácea, tratar de descubrir el desencadenante y prevenir para evitar al máximo las recaídas. Asistir a los controles dermatológicos, llevar un plan de cuidado de la piel guiado por el especialista y descubrir los desencadenantes son la mejor manera de controlar la enfermedad ya que desafortunadamente hasta el momento no tiene cura.

*Si tiene una duda sobre un tema médico, psicológico o sexual, escriba al Dr. Castro a DoctorCastro@semana.com. La idea de este espacio es dar una orientación general sobre importantes temas clínicos. En ningún momento esta columna pretende reemplazar la visita a un médico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.