Martes, 21 de octubre de 2014

| 1991/08/19 00:00

QUERER ES PODER

Un buen diagnóstico es suficiente para recuperar la potencia sexual.

QUERER ES PODER


CON RAZON DIcen que no hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista. Cada día es mayor el número de hombres que, rompiendo el falso tabú de la verguenza social y los numerosos mitos que rodean a la impotencia, acuden al especialista en busca de ayuda para solucionar este problema. Al decir de los especialistas, cualquier hombre, independientemente de la edad, tiene una alternativa para restablecer su vida sexual. Así lo han demostrado los numerosos avances realizados en los últimos años en materia de diagnóstico y tratamiento, los cuales han facilitado soluciones definitivas a quienes sufren de ese temido síntoma del mundo masculino.

Ante todo, la ciencia médica se ha encargado de clasificar las diferentes causas de la enfermedad para poder encontrar el tratamiento adecuado. Si hace 10 años se creía que el 80 por ciento de los casos eran ocasionados por factores sicológicos, y sólo un 20 por ciento tenía origen orgánico, en la última década, gracias a las investigaciones realizadas sobre la fisiología de la erección, se ha logrado comprobar que las cifras son realmente a la inversa.

Ocho de cada 10 casos de impotencia tienen su origen en problemas del organismo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×