Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/10/30 00:00

Reciclar latidos

Un marcapasos, un diminuto artefacto que ayuda a uniformar los latidos, es la salvación de muchos enfermos del corazón.

Reciclar latidos

Un marcapasos, un diminuto artefacto que ayuda a uniformar los latidos, es la salvación de muchos enfermos del corazón. Pero estos aparatos son muy costosos. El más barato se consigue a 800 dólares, un precio que para muchos pacientes es impagable. Se calcula que entre uno y dos millones de personas mueren cada año por falta de acceso a este dispositivo, aunque actualmente la mayoría de marcapasos de enfermos ya fallecidos terminan en los archivos de las salas de cremación y funerarias. Por eso, en un curioso artículo de la revista Circulation científicos de la Universidad de Michigan estudiaron la posibilidad de que estos se reciclen. En su trabajo, los investigadores no solo encontraron que 84 por ciento de las personas que los tienen estarían dispuestos a donarlos al morir, sino que si se les da un tratamiento adecuado a los de aquellas personas recientemente fallecidas, el riesgo de infección es de 2 por ciento, el mismo que existe para los marcapasos nuevos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.