Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/4/2015 10:00:00 PM

Ricos y listos

Según una nueva investigación, el nivel de ingresos de los padres es proporcional al buen desarrollo del cerebro en sus hijos.

Los papás siempre quieren dar lo mejor a sus hijos para que disfruten la vida más de lo que ellos pudieron. Y aunque no existe una fórmula secreta que les asegure que sus retoños van a triunfar, algunos factores sí pueden predecir el éxito, y uno de ellos es el nivel de ingresos de la familia. En efecto, un estudio realizado por investigadores de nueve universidades de Estados Unidos, en asocio con el Instituto de Investigación de La Sabana del Hospital Infantil de Los Ángeles y el Centro Médico de la Universidad de Columbia, reveló que la prosperidad familiar puede afectar indirectamente el desarrollo adecuado del cerebro durante los primeros años de vida, esencial para el aprendizaje.

El trabajo, publicado la semana pasada en la revista Nature Neuroscience, es el más amplio de su tipo realizado hasta la fecha. Los autores reclutaron a más de 1.000 niños y adolescentes entre los 3 y 20 años, recogieron información sobre su pasado con cuestionarios que sus padres respondieron, incluidos los ingresos familiares, y tomaron imágenes de alta resolución de sus cerebros mediante resonancias magnéticas. También los pusieron a hacer pruebas de memoria y ejercicios para medir la función ejecutiva, que establece las habilidades para priorizar y sopesar opciones, planear cosas a corto y largo plazo, y la capacidad de realizar varias tareas al mismo tiempo. Los resultados mostraron que las regiones del cerebro responsables de las funciones cognitivas más importantes como el aprendizaje, el razonamiento y el lenguaje estaban más desarrolladas en los niños de familias más solventes económicamente.

Esto no significa que las condiciones socioeconómicas produzcan cambios inmutables en el desarrollo del cerebro y el conocimiento de un niño, pues esto depende no solo del entorno sino de factores genéticos. Pero como señala Elizabeth Sowell, directora del Laboratorio de Neuroimágenes del Desarrollo Cognitivo y coautora del estudio, “nuestra información sugiere que tener mayor acceso a buenos recursos económicos puede generar cambios en la estructura del cerebro”. De hecho, investigaciones anteriores habían revelado que los niños de 10 años que obtenían mejores resultados en pruebas de inteligencia tenían estas regiones del cerebro más amplias y desarrolladas.

Durante la infancia y la adolescencia, el cerebro pasa por una fase conocida por los científicos como plasticidad cerebral, o la capacidad de las células nerviosas para regenerarse según los estímulos que recibe del entorno en el que la persona crece. Mientras más exigentes sean estos estímulos, el cerebro producirá respuestas más complejas. También en esta etapa se desarrolla una red de circuitos neuronales fundamentales para almacenar información y recuerdos, interpretar y emitir respuestas eficientes ante cualquier estímulo o generar nuevos aprendizajes. Todos estos procesos se facilitan si el cerebro se desarrolla adecuadamente.

Por eso un niño que crezca en medio de un entorno favorable con facilidades económicas tiene mayores posibilidades de lograrlo, pues se alimenta bien, cuida su salud, tiene acceso a educación del más alto nivel, e incluso está protegido de las zonas más contaminadas de la ciudad porque normalmente estas familias viven en lugares exclusivos, alejados del ruido y de la polución. Sowell señaló también que vivir en un ambiente tranquilo y libre de estrés favorece el desarrollo del cerebro. “Las investigaciones futuras deberán preguntarse qué efecto tendría si un niño de escasos recursos cambiara su condición social. Los hallazgos nos recuerdan de forma contundente el impacto que tiene la desigualdad en la salud”, concluye la autora.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.