Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/6/1999 12:00:00 AM

RONCADORES Y QUITASUEÑOS

Nuevos estudios confirman que roncar puede afectar seriamente la salud y la vida familiar de <BR>estos pacientes.

Hay varias maneras de pasar una noche sin dormir en la cama. Pero sin duda la más aburridora
es quedarse en vela escuchando los sonoros ronquidos de la pareja o del vecino de cuarto. Muchos creen
que roncar es algo inherente a todas las personas. Pero las estadísticas señalan a los hombres como
principales causantes de estas eternas y disonantes sinfonías. En especial, los roncadores son personas que
ya pasan los 35 años, tienen problemas de sobrepeso y obesidad o algún tipo de obstrucción en la nariz.Se
calcula que 45 por ciento de los adultos normales roncan ocasionalmente y 25 por ciento lo hace en forma
habitual. En buena parte de los casos la audiencia de estas cacofonías está conformada por mujeres, quienes
por género poseen un sueño más liviano y son más susceptibles de despertarse en las fases superficiales de
cada ciclo, que dura aproximadamente una hora y media. Estas víctimas pueden solucionar el problema con
la muy reconocida y eficaz terapia del codazo pero en el caso de los roncadores de peso pesado, que
registran hasta 90 decibeles, la situación se vuelve más complicada.Roncadores anónimosA pesar de la alta
incidencia de casos y las perturbadoras consecuencias que éstos tienen en la paz del hogar, muy pocos
roncadores son conscientes de su problema por obvias razones. Algunos duermen plácidamente mientras
producen los guturales sonidos. Además, salvo en contadas excepciones, roncar no genera un problema de
salud notorio que obligue a la persona a someterse a un tratamiento médico. De ahí que estos episodios se
tomen como un chiste o como una ofensa personal. Y cualquiera de las dos situaciones evita que las
personas tengan un tratamiento especializado.Pero nuevos estudios han mostrado que, más allá de las
anécdotas, tener un roncador bajo el mismo techo puede llegar a afectar la vida en familia e incluso la relación
de pareja. En un estudio reciente, realizado por el médico John Shepard de la Clínica Mayo de Rochester,
Minnesota, se tomaron 10 parejas cuyos maridos presentaban apnea de sueño, una seria condición en la
cual los músculos de la parte trasera de la garganta se relajan durante el sueño y cortan el paso del aire por
segundos. Los participantes pasaron una noche en un laboratorio, en donde los expertos midieron sus
patrones de sueño. Después de la prueba concluyeron que estas mujeres perdían una hora de sueño
debido al ruido que emitían sus maridos. "La irritabilidad que sufren las víctimas de los roncadores es la
misma que sentiría cualquiera si en la mañana su reloj sonara una hora antes de lo previsto", dice
Shepard.Con el tiempo, y si no se toman cartas en el asunto, la situación puede empeorar. Según
Miguel Dávila, médico especialista en trastornos del sueño, a muchas mujeres se les deteriora la vida
sentimental a causa de los ronquidos. "Aunque piensen que son un encanto de día, ellas terminan odiando a
sus maridos", dice. Además de la irritabilidad, el insomnio que provocan los roncadores puede llevar a un
deterioro mental de sus parejas, pues al dormir en malas condiciones las personas sienten sueño todo el día,
no tienen mucha capacidad de prestar atención y no pueden desempeñarse bien en sus trabajos. No es raro
ver que los propios roncadores se despierten con sus ruidos y terminen sufriendo estas mismas
consecuencias.El problema social, sin embargo, no es sólo en casa. Son una pesadilla en los cines y se les
tiene mucho temor en viajes de vacaciones o de negocios en los cuales se tiene que compartir con ellos la
misma habitación. Dormir sin aireSegún Gustavo Correa, médico otorrino, el ronquido se produce básicamente
cuando los músculos alrededor de la garganta se relajan y caen, obstruyendo el canal por el cual pasa el aire.
En ocasiones estos sonidos pueden ser el síntoma de una condición mucho más grave conocida como
apnea de sueño, que sucede cuando la obstrucción es tal que a la persona le falta el oxígeno. Un paciente
con esta enfermedad puede tener hasta 650 episodios de apnea en la noche. "Y dejan de respirar hasta por
30 segundos o más", dice Dávila. Por fortuna el organismo tiene un mecanismo de defensa para que el
enfermo no muera ahogado, que es despertarse. Pero a largo plazo este problema puede alterar el ritmo
cardíaco y producir un incremento de la presión arterial.Las mujeres pueden pasar de víctimas a victimarias
después de la menopausia. Se cree que los estrógenos las protegen de este inconveniente, pero con los
cambios hormonales en este período se vuelve más propensa a ser roncadora.Según Correa, la mayoría de los
casos de roncadores tiene solución. Pero casi ninguno consulta a un médico o sólo lo hace cuando ha
recibido un ultimátum de su esposa. "O ya duermen solos o están a punto de echarlos de casa", dice.Pero no
hay necesidad de llegar a estos extremos. Por un lado, es necesario entender que el roncador no tiene la
culpa y que el ruido que él provoca es totalmente involuntario. Pero así como hay tolerancia, se requiere
concientizar al paciente. Dávila sugiere que sus familiares lo graben en video o en audio para hacerle ver la
dimensión de su problema.En cualquier caso, los especialistas pueden ofrecer un diagnóstico y un
tratamiento adecuados para el beneficio de él, su pareja y su familia. Porque si algo han confirmado los
roncadores es que si ríen, el mundo reirá con ellos, pero si roncan, dormirán solos y aislados de los demás.
nDulces sueñosEl ruido que provocan los roncadores puede disminuirse si se toman ciertas precauciones.
Estas son algunas de las que más recomiendan los expertos:3 Evite las bebidas alcohólicas hasta tres horas
antes de ir a dormir3 No tome tranquilizantes, antihistamínicos ni somníferos antes de ir a dormir. 3 No
duerma en posición horizontal. Incline la cama un poco, usando dos ladrillos en la patas superiores.3
Evite las comidas pesadas tres horas antes de acostarse.3 Duerma de lado en lugar de hacerlo boca arriba.3
Permítale a su pareja dormirse antes que usted. 3 Mantenga su peso ideal. Según el médico Gustavo Correa,
un buen porcentaje de los casos se cura si se ataca el sobrepeso.3 No fume. La nicotina incrementa los
ronquidos.3 Haga ejercicio para devolver el tono a los músculos.Las causasEl ruido que se oye cuando una
persona ronca es el que producen las distintas estructuras que rodean la laringe cuando chocan entre sí
en el momento de respirar. Puede ser causado por al menos alguna de estas situaciones:l Obstrucciones en
la nariz a causa de tabiques o cornetes grandes.l Paladar blando muy grande.l Amígdalas, lengua o adenoides
grandes.l Sobrepeso.l Bajo tono muscular en el área de la garganta y la lengua.TerapiasLos roncadores, que
no sólo perturban el sueño a los demás sino a ellos mismos, cuentan con algunos tratamientos. Para saber si
alguien es candidato a una de estas terapias es necesario un diagnóstico preciso, el cual puede ser
suministrado por un otorrinolaringólogo o un especialista en trastornos del sueño.l Cirugía: se recomienda
para los casos de tabiques o cornetes grandes.l Paletoplastia: cirugía sencilla alrededor de la campanilla
para reducir el tamaño del paladar blando.l Traqueotomia: en el caso de roncadores serios es una alternativa
que funciona. Consiste en abrir un orificio en la laringe para el libre paso del aire.l Máscara nasal: se trata de
una máscara de oxígeno con compresor. Tiene buenos resultados pero los pacientes requieren un período de
ajuste al aparato.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.