Martes, 24 de enero de 2017

| 2009/04/25 00:00

Se acabó el debate

Científicos canadienses confirman que sí hay relación entre el cigarrillo y el cáncer de seno.

Se acabó el debate

Uno de los debates médicos más candentes es si fumar provoca cáncer de seno. Si bien existe consenso acerca de que es un factor de riesgo para el desarrollo de muchos otros tipos de cáncer, hasta ahora la evidencia no había sido suficiente para afirmarlo con seguridad. Incluso en 2006 un reporte de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer concluyó que no había prueba suficiente de que la exposición al cigarrillo en fumadoras pasivas era un factor de riesgo para el cáncer de mama.

Pero el jueves un panel de expertos reunido en Canadá afirmó que los nuevos estudios sugieren que las mujeres que empiezan a fumar desde jóvenes tienen 20 por ciento más riesgo de desarrollar esta enfermedad, y 30 por ciento si lo hacen durante varios años. Las fumadoras pasivas también tienen más posibilidad de sufrir tumores si están expuestas al humo durante su etapa de desarrollo.

Los investigadores canadienses no realizaron nuevos estudios, sino que se dedicaron a revisar aquellos hechos en los últimos siete años, ya que en ellos están mejor diferenciadas las variables como el tabaquismo activo y el pasivo. Según le dijo el doctor Anthony Miller, miembro del panel, a The New York Times, “el mensaje para las mujeres jóvenes es que no sólo van a incrementar su riesgo de cáncer de pulmón. Les estamos diciendo que están elevando el riesgo de contraer cáncer de seno, y en muchos aspectos ese es un mensaje más personalizado”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.