14 noviembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Se acabó el mito. El tamaño sí importa

SEXOUna revista científica estadounidense acaba de confirmar el peor temor de los hombres en la cama. El tamaño de su miembro viril sí es determinante para complacer a una mujer.

Se acabó el mito. El tamaño sí importa. Al tener un mayor tamaño, un pene grande es capaz de estimular toda la longitud de la vagina.

Al tener un mayor tamaño, un pene grande es capaz de estimular toda la longitud de la vagina.

Foto: Archivo SEMANA

Nacho Vidal, uno de los hombres con el pene más grande del mundo, está de fiesta. Un estudio publicado por la revista Journal of Sexual Medicine determinó que el tamaño del órgano sexual masculino sí garantiza un desenlace satisfactorio del encuentro sexual, al menos para aquellas que alcan
zan orgasmos vaginales.

Y es que al momento de conocer la forma en que las mujeres obtienen placer, estas han sido clasificadas en dos tipos. Las que se estimulan directamente en el clítoris (la gran mayoría) y las privilegiadas que se excitan con la simple penetración y son más sensibles en las paredes vaginales.
 
Para este último grupo, un pene grande es garantía de una explosión de placer pues al tener un mayor tamaño es capaz de estimular toda la longitud de la vagina, además del cuello uterino.

Stuart Brody, psicólogo de West Scotland University, estuvo a cargo del estudio y entrevistó a 323 mujeres sobre sus relaciones sexuales, su experiencia con la penetración vaginal y la importancia del tamaño del pene para alcanzar el orgasmo por estimulación vaginal.

Al final, Brody concluyó que "la obsesión masculina acerca del tamaño del pene está en lo cierto. Siempre se creyó que reflejaba un estereotipo, pero es más bien una apreciación femenina. El tamaño efectivamente le importa a muchas mujeres porque lo relacionan con más placer sexual".

Sin embargo, no todo está perdido para la población masculina que está menos dotada que el promedio (menos de 14,9 centímetros). La buena noticia es que para el resto de las mujeres, las de los orgasmos clitorianos, un pene ultralargo no es necesario para disfrutar a plenitud su vida sexual. Más bien otros elementos como la calidad de la erección, los movimientos y el juego previo pueden marcar la diferencia entre un gran amante y un fiasco entre sábanas.
 
Otras opiniones

El doctor Juan Carlos Kusnetzoff, reconocido sexólogo, explica en su sitio e-sexologia.com que "toda la sensibilidad femenina tiene que ver con el clítoris. A diferencia de lo que muchos creen, no es un órgano pequeño, sino que se extiende por dentro de los genitales femeninos. Esa es la parte principal, que roza el pene cuando es introducido. La naturaleza es sabia: penes cortos y delgados o penes largos y gruesos terminan rozando esta parte sensible sobre la vagina, produciendo la excitación sexual".

Esta posición la comparte la reconocida ginecóloga francesa Odile Buisson, quien no está de acuerdo con otorgarle semejante protagonismo al tamaño. El sexólogo Adrián Helien, por su parte, sugiere que "lo excitante de un pene grande para una mujer podría ser comparable a lo que le puede producir un varón con un determinado color de ojos. No porque sea imprescindible, sino por una cuestión de gusto particular y estímulo psíquico o fantasía que le despierta".

Es evidente que en cuestión del tamaño del pene no se ha dicho la última palabra. Cada quien debe explorar y sacar su propia conclusión sobre que tan acertado es el veredicto de este estudio y si unos centímetros más o menos, hacen la diferencia en la cama.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad