Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/29/2011 4:00:00 PM

Se va el transbordador y llegan sus potenciales sucesores

La NASA suspendió este viernes el lanzamiento del transbordador Endeavour. Pero mientras la agencia pone fin al programa de transbordadores, cuatro empresas compiten por enviar astronautas al espacio en sus propias naves.

;
BBC
El aplazamiento este viernes del despegue del transbordador espacial Endeavour por al menos 72 horas prolongará la vida útil de esta nave pero una nueva era para la exploración espacial está a punto de comenzar.
 
Cuatro empresas son las mejores posicionadas para construir la próxima generación de transbordadores.
 
Blue Origin, Boeing, Sierra Nevada Corp. y SpaceX se repartirán US$270 millones concedidos por la agencia espacial estadounidense.
 
Estas empresas pretenden disipar las dudas sobre si el sector privado está preparado para construir naves espaciales seguras.
 
También ha sido puesta en duda la estrategia de ahorro a la que ha recurrido el gobierno: adjudicar contratos en lugar de construir directamente los transbordadores y ser propietario de ellos.
 
Existe además una urgencia por contar con las naves cuanto antes puesto que al poner fin este año a sus tres programas de transbordadores, la Nasa tendrá que enviar a sus astronautas al espacio en cohetes rusos.
 
Además del Endeavour, serán enviados al museo el Discovery, que aterrizó tras su último vuelo en marzo, y el Atlantis, que despegará en su última misión el 28 de junio.
 
"Sector vibrante"
 
Tres de las cuatro empresas estiman con confianza que en 2014 o 2015 pondrán astronautas en órbita, ya sean estos de la Nasa o de otras agencias espaciales, según informa el periodista de la BBC especializado en ciencia, Jonathan Amos.
 
Solo Blue Origin prefiere no hablar de plazos en esta fase de su proyecto.
 
Pero las empresas subrayan la necesidad de contar con el dinero de la Nasa para conseguir ese objetivo.
 
"Todavía creemos en el plazo de tres años", asegura Garrett Reisman, exastronauta e ingeniero jefe de SpaceX, la empresa que tiene quizás un proyecto más avanzado.
 
La empresa californiana puso en órbita en diciembre un cohete llamado Falcon 9 y su cápsula Dragon regresó a la Tierra tres horas más tarde en un vuelo de prueba que fue considerado un éxito.
 
La Nasa le ha adjudicado US$75 millones para el próximo año a condición de que cumpla ciertos objetivos en la mejora de Dragon para transportar astronautas.
 
Conforme a los contratos licitados por la Nasa recibirán fondos por fases en la medida en que vayan cumpliendo ciertos objetivos de desarrollo de sus proyectos y también contribuirán a ellos con sus propios fondos.
 
Esto supone un cambio con respecto a la forma en que la Nasa adjudicaba contratos. Hasta ahora, la Nasa pagaba el costo total del proyecto y le añadía una retribución extra.
 
"Tenemos la esperanza de que dentro de poco las empresas de vuelos espaciales tripulados formen un sector generador de ingresos, sólido, vibrante y con una gran cantidad de clientes, tanto públicos como privados", dijo el director de la Nasa que se ocupa del desarrollo de vuelos espaciales comerciales, Philip McAlister.
 
Clientes
 
Las cuatro empresas han hablado con la prensa en el Centro Espacial Kennedy de Florida en los días previos al lanzamiento del Endeavour.
 
Todos esperan usar instalaciones y trabajadores empleados anteriormente en los programas de transbordadores de la Nasa.
 
Pero anticipan que sus clientes futuros van más allá de la agencia espacial estadounidense.
 
"Nasa es solo un cliente y llevar personas al espacio es solo una de las actividades para las que podremos usar nuestros vehículos", dijo Mark Sirangelo, presidente de Sierra Nevada.
 
Una de las actividades que podrían reportarles más ganancias es el servicio a los satélites comerciales, según Sirangelo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.