Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/04/22 15:21

El fundador de Napster quiere curar el cáncer

El millonario Sean Parker anunció que donará 250 millones de dólares para la investigación de la inmunoterapia, un esperanzador tratamiento contra el cáncer.

Sean Parker. Foto: AP

La inmunoterapia se basa en la idea de que el sistema inmunológico de cada individuo puede atacar el cáncer de la misma manera en que batalla contra invasores extraños como bacterias y virus. Aunque la investigación en esta área ha mostrado grandes éxitos, aún falta mucho por hacer para que se convierta en otra alternativa, como lo son hoy la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, que actualmente son los pilares del tratamiento contra esta enfermedad.

Por eso el anuncio de donar US$250 millones a esta causa por parte de Sean Parker, fundador de Napster y expresidente de Facebook, fue una noticia mundial. El multimillonario, cuya fortuna se calcula en US$2,4 billones, reclutó a seis científicos de los más prestigiosos centros de Estados Unidos para liderar este programa.

La iniciativa reunirá por lo tanto seis centros académicos líderes en la lucha contra el cáncer, entre los que están el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, la Universidad de Pensilvania, el MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, la Universidad de Stanford y la Universidad de California, con sus sedes en San Francisco y Los Ángeles. Involucrará 300 investigadores de 40 diferentes laboratorios ubicados en estas seis universidades.

Para mostrar la importancia del tema, en una entrevista a Wired Magazine Otis Brawley, director de la Sociedad Americana de Cáncer, hizo una analogía con los deportes: “Es como si Parker hubiera ido a los mejores equipos de fútbol, contratara a los mejores jugadores y les dijera ‘voy a darles dinero para que hagan lo que mejor saben hacer’”.

Y lo que este grupo sabe hacer es investigar y lo hará en esa novedosa línea conocida como inmunoterapia. Hasta el momento los científicos estudian el tema desde dos perspectivas. La primera consiste en recargar el sistema inmune de cada cual y crear ejércitos poderosos que combatan el cáncer. La segunda consiste en establecer inhibidores de control para hacer visible el tumor al sistema inmune.  

Afinar la habilidad del sistema inmune para reconocer y atacar las células cancerosas ha mostrado resultados sorprendentes de recuperación en aquellos pacientes que están ya desahuciados. Sin embargo, aun estas consecuencias positivas se ven apenas en una minoría de ellos. Los médicos por lo general los llaman “suertudos”, pero el equipo de Parker se propone descifrar en qué consiste esa suerte en términos genéticos o biológicos.

Hasta el momento sólo unos pocos medicamentos están aprobados  por la FDA, el ente que regula los alimentos y las drogas en Estados Unidos. El resto de terapias, que se calcula son 1.500, está apenas en fase experimental. Se espera que esto cambie con esta inyección de dinero y con otras iniciativas como el esfuerzo de la administración Obama conocido como Moonshot.

También se requiere ampliar el alcance de la terapia. Por ahora ha funcionado en melanoma y se  han visto resultados esperanzadores en pulmón y cerebro. Pero la idea es lograr que también funcione con otros tumores sólidos, cuyas células tienen una particular habilidad para esconderse ante el sistema inmune.

Parker tiene 36 años y se interesó en la inmunoterapia porque sufre de asma y de alergias, enfermedades relacionadas con el sistema inmune. Al conocer que este mismo ejército biológico podría también acabar con el cáncer, decidió donar parte de su fortuna a esta causa. Por eso durante el anuncio de la creación del instituto anunció que este “será mi principal proyecto filantrópico por el resto de mi vida”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.