Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/18/2013 12:00:00 AM

Sergio y Baco, los santos del matrimonio homosexual

Algunos estudios sugieren que la unión de parejas del mismo sexo en la Iglesia Católica no era prohibida en la edad media.

Aunque el papa Francisco ha tratado de suavizar las declaraciones de la Iglesia Católica en contra del homosexualismo, es claro que aunque aseguren no juzgar a personas con una orientación diferente a la heterosexual, no están de acuerdo con este tipo de uniones.

Si la aceptación de los homosexuales todavía sigue en debate en diferentes sectores de la sociedad, es de suponer que era un tema que en la edad media no daba lugar ni siquiera a ser mencionado. Sin embargo, esa época no era tan oscura como muchos pensaban y hay datos históricos que revelan otra visión del pensamiento de ese entonces, un “saber” que no trascendió a escala popular pues los libros y el conocimiento eran privilegio de unos pocos académicos.

El historiador y escritor estadounidense John Eastburn Boswell en su libro Bodas de semejanza revela que en la alta edad media existían las Adephopoiesis (del griego “hacer hermanos”) en los que la Iglesia Católica unía las vidas de dos hombres o dos mujeres (éstas en menor medida) que decidieran convivir juntos por amor.

En 1987 el profesor Boswell creó el Centro de Estudios Gays y Lésbicos en la Universidad de Yale, donde se hacen investigaciones sobre el matrimonio homosexual a través de la historia. Como parte de ese proyecto visitó las principales bibliotecas del mundo entre ellas la del Vaticano descubriendo, según él, que la persecución a los homosexuales por parte del catolicismo no empezó sino hasta después del siglo Xll. Antes eran aceptados.

El investigador es claro en afirmar que la Iglesia aprobaba esas uniones de fuertes lazos de amistad, razón por las que se les trató de lazos de hermandad, pero en algunos textos niegan las uniones sexuales, que seguían siendo mal vistas. No obstante, las bodas homosexuales poco a poco se volvieron comunes en todos los círculos de la sociedad.

Las investigaciones de Boswell fueron revividas recientemente por motivo de las luchas a nivel mundial por legalizar el matrimonio homosexual y conseguir su aprobación, o por lo menos la no oposición de las religiones.

Uno de los datos más curiosos es que las adephopoiesis eran consagradas a los santos Sergio y Baco, mártires de la Iglesia Católica. 

San Sergio y san Baco fueron durante principios del siglo IV importantes militares del emperador Maximiano, quien les tenía en gran estima por la valentía militar desempeñada en sus cargos: Sergio era primicerius (jefe-comandante de la escuela de los gentiles) y Baco el secundarius, sin embargo el emperador los martirizó y torturó cuando descubrió que eran cristianos.

Como una especie de analogía, la iglesia decidió encomendarles a estos dos santos las uniones homosexuales. Así como ellos padecieron por ocultar su cristianismo, se buscaba reivindicar a parejas del mismo sexo que sufrían al tener que ocultar su condición sexual.


En piezas iconográficas medievales se refleja a los amantes bendecidos por Jesús. También se han encontrado tumbas en cementerios británicos que albergan los restos de dos hombres con inscripciones como esta: 'El amor los unió en la vida. Que la tierra los una en la muerte'".

La obra de Boswell afirma que seguramente motivos políticos, sociales e incluso económicos “obligaron” a la Iglesia, a partir del siglo XIII y no antes, a cambiar de opinión y empezar a condenar cualquier identidad sexual fuera de la reproductiva heterosexualidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.