Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/6/2011 12:00:00 AM

Sexsomnia

Esta alteración del sueño afecta más a los hombres que a las mujeres y puede convertir a una persona en violadora sexual sin que sea consciente de ello. ¿En qué consiste y quiénes la padecen?

El caso reciente de Stephen Lee Davis, un hombre de 43 años acusado de haber violado a una joven de 16 en el Reino Unido, causó sensación por el veredicto. Davis fue declarado inocente porque padece de sexsomnia, un trastorno del sueño que afecta principalmente a los hombres de mediana edad y los hace tener relaciones sexuales mientras están dormidos, sin que sean conscientes de ello. Aunque las pruebas médicas comprobaron que la joven había sido violada, el jurado le dio la razón al acusado, quien alegó no recordar lo ocurrido. Chris Idzikowski, director del Centro del Sueño de Edimburgo y fundador de la Sociedad Británica del Sueño, defendió a Davis en el litigio y demostró que era víctima de esta extraña patología que guarda relación con el sonambulismo.

A pesar de que el caso de Davis puso nuevamente sobre el tapete el tema de la sexsomnia, el suyo no es el primero que ha salido a la luz pública. En 2005, el canadiense Jan Luedecke vivió una situación similar luego de una noche de copas. El hombre, de 33 años en aquel entonces, se durmió y terminó en la cama con una mujer que acababa de conocer y no recordó nada al día siguiente. Luedecke fue arrestado por violación, pero logró recuperar su libertad al comprobarse que sufría de esta alteración del sueño y no tenía control sobre su conducta sexual.

Existe poca información relacionada con la sexsomnia. En 1986 fue reportado un caso en una revista médica de Singapur, pero otros países como Estados Unidos y Canadá vinieron a tratar el tema a profundidad ya entrado el siglo XXI. De hecho, la Academia Estadounidense de la Medicina del Sueño reconoció el trastorno en 2005 y lo clasificó en el grupo de las parasomnias, en el cual se encuentran el sonambulismo y las pesadillas. Esto quiere decir que la sexsomnia es un trastorno del sueño que afecta la conducta sexual de una persona mientras duerme y lo más grave es que quien la sufre no recuerda nada al despertarse, como les sucedió a Davis y Luedecke. "Las personas que sufren de sexsomnia son amnésicas, por eso se sienten sorprendidas, avergonzadas y culpables cuando les cuentan sus andanzas de la noche anterior", le dijo a SEMANA Carlos H. Schenk, experto en el tema y psiquiatra del Centro Regional de Trastornos del Sueño de Minnesota, Estados Unidos.

La razón por la cual los sexsomnes, y en general los sonámbulos, no pueden recordar lo que hicieron mientras dormían es que estos eventos les suceden antes de que entren en la fase del sueño MOR (Movimientos Oculares Rápidos), momento en el cual se presentan con mayor frecuencia las ensoñaciones o escenas oníricas. Por eso, el sonambulismo sexual está lejos de ser parecido a un sueño erótico que cualquiera puede tener. En este caso, dicen los expertos, la zona cortical del cerebro, encargada de controlar los pensamientos y el razonamiento, está desactivada, mientras que las áreas que gobiernan actividades primarias como hablar, caminar, comer o tener relaciones sexuales se encuentran activas. Lo anterior explica por qué los sexsomnes tienen un comportamiento similar al del resto de los sonámbulos y no recuerdan lo que hicieron en ese estado.

Normalmente, las personas que sufren de sexsomnia tienen antecedentes de haber vivido otros tipos de sonambulismos. Además, su predisposición a estas alteraciones tiene un origen genético, es decir que lo adquieren por herencia. Sin embargo, hay también otros factores que pueden incrementar el riesgo de padecerlo. "La fatiga crónica, el consumo de alcohol y drogas, el estrés, la falta de sueño y el contacto físico con la pareja en la cama pueden incidir para que este trastorno se presente", le explicó a SEMANA Michael Mangan, psicólogo de la Universidad de New Hampshire y autor del libro Sleepsex: Uncovered.

El sonambulismo sexual ocurre de distintas maneras y puede presentarse cualquier tipo de conducta como los besos, las caricias, la masturbación, el coito e incluso la violación. "Quienes sufren de sexsomnia no son pervertidos o reprimidos sexuales, simplemente no tienen control sobre sus actos mientras están dormidos", afirma Schenk. Según las publicaciones sobre el tema, las mujeres tienden a masturbarse y los hombres a tener coito o abusar sexualmente cuando viven estos eventos. Además, aproximadamente 75 por ciento de los casos que se conocen involucra a hombres, pues ellos pueden ser más agresivos que las mujeres y estas los denuncian ante los especialistas o las autoridades.

Aunque la mayoría de las historias conocidas son violaciones o están relacionadas con crisis de pareja, esta conducta puede tener también efectos positivos. "Hay parejas en las que uno de los dos sufre de sexsomnia, pero lo toman como una diversión y declaran que tienen muy buenas relaciones mientras se presenta", le dijo a SEMANA Schenk. Por eso, no se puede clasificar a la sexsomnia como una conducta anormal, todo depende del caso específico y de cómo lo asuman quienes lo viven. Los médicos que han tratado a pacientes con este trastorno afirman que el clonazepam, un medicamento contra la ansiedad, ha resultado ser muy bueno para reducir estos episodios. Lo más importante es que se hagan tratar por un especialista para evitar que el trastorno se convierta en un trauma que les dañe su vida.

Si bien resulta difícil creer que una persona pueda tener relaciones sexuales mientras está dormida sin ser consciente de ello y los casos registrados son escasos, pues solo 4 por ciento de la población adulta tiene episodios de sonambulismo, según Mangan deben existir muchos más que no se han difundido en los medios. El problema es que al ser una situación vergonzosa, las personas prefieren ocultar su condición. Pero lo más curioso es que otros ni siquiera saben que la sufren porque no recuerdan estos episodios y nadie los ha hecho caer en la cuenta de ello. Aún están a tiempo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.