Sábado, 20 de diciembre de 2014

| 2013/05/03 00:00

Sí hubo canibalismo en Jamestown, Virginia

Restos encontrados tras 20 años de excavación confirman la creencia popular

Los hallazgos muestran cortes de cuchillo sobre el área de la mandíbula Foto: .

Todas las ciudades y poblados tienen mitos urbanos. Algunos de ellos rayan en lo fantástico al punto de incluir episodios de vampiros y hombres lobo. Muy pocas veces los pobladores logran confirmar la veracidad y los orígenes de aquellas historias que se han transmitido de generación en generación.

Sin embargo, ese no es el caso de Jamestown, Virginia, un poblado ubicado en la costa este de los Estados Unidos, donde pudieron confirmar que el mito sí era cierto. En esa población sí existió el canibalismo. 

Las historias que conformaban ese mito son varias, y todas tienen origen en el  legendario invierno de 1609 a 1610,  que se caracterizó por ser extremadamente frío, por la escasez de comida, y por la imposibilidad de salir del poblado debido a las amenazas provenientes de las tribus nativas de la zona. La época está históricamente reseñada como “la era del hambre” (The starving time). Se estima que durante ese tiempo, el 80% de la población murió (alrededor de 200 personas).

“Una persona de nuestra colonia asesinó a su esposa, sacó el bebé de su barriga, lo tiró en el río, y después cortó la madre en pedazos y la salteó para comerla”, escribió George Percy, el presidente de la colonia inglesa en ese entonces. También narra en su relato que los pobladores comieron caballos, después perros y gatos, posteriormente botas y cuero y finalmente se comieron entre ellos.

El sustento de la afirmación de que aquel episodio sí fue real, es que los investigadores encontraron pruebas forenses. Los restos encontrados pertenecerían a una mujer inglesa de 16 años quien habría muerto antes de ser consumida por los pobladores. Solamente se encontró el 10% de su cuerpo.

Entre los fragmentos estaba parte de la calavera, donde claramente se ven trazos de cuchillos en el área de la mandíbula, y golpes fuertes en la parte trasera del cráneo, buscando comerse el cerebro y los músculos de la cara de la joven.

Douglas Owsley, el jefe de la división de antropología física del Museo Smithsonian de Historia Natural indica que los cortes encontrados en los restos “reflejan improvisación y falta de experiencia en la realización de carnicería de animales muertos. Sin embargo, era claro que el objetivo era desmembrar el cuerpo.”

El museo mostrará una reconstrucción digital de la cara de la joven que fue encontrada tras 20 años de exploración en la ubicación original de la colonia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×