Domingo, 22 de enero de 2017

| 2010/10/09 00:00

Sí se puede

Aulas en Paz, un programa de la Universidad de los Andes y la corporación Convivencia Productiva, trabaja para mejorar el ambiente escolar con la participación de los estudiantes, docentes y papás.

Sí se puede

Aulas en Paz, un programa de la Universidad de los Andes y la corporación Convivencia Productiva, trabaja para mejorar el ambiente escolar con la participación de los estudiantes, docentes y papás. Esa iniciativa recibió la semana pasada el primer puesto en el concurso de Buenas Prácticas en Prevención del Delito en América Latina y el Caribe, que otorga la Universidad de Chile. Gracias al programa, el porcentaje de estudiantes que reporta agredir a otros con golpes, empujones o pellizcos disminuyó del 31 al 20 por ciento, y lo mismo ocurrió con los insultos. El trabajo se centra en recrear situaciones para que los estudiantes aprendan a resolver conflictos y frenar la agresión y matoneo, a través de juegos de rol, debates y trabajo extraclase, en los que se generan escenarios de conflicto y se le asigna un papel a cada uno para ver cómo reacciona y qué estrategia piensa para resolverlos. A los niños más indisciplinados los juntan con sus compañeros más aplicados y líderes, para que estos influencien su comportamiento. También evalúan el contexto del hogar y brindan asesoría a los padres. Desde su fundación, hace seis años, el programa ha actuado en 39 colegios del país y de México, con el apoyo del Ministerio de Educación, Unicef, Usaid, Manuelita S.A. y la Fundación Harold Eder.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.